Una nueva estrategia de comunicación en momentos de crisis requiere lineamientos ordenados que promuevan la preservación de la salud organizacional.