Schramm entendió que los países en vías de modernización carecían de los elementos estructurales de una prensa escrita como la que ya existía en los Estados Unidos. Aunque un porcentaje pequeño la población de los países en vías de desarrollo siempre profundizaría las consecuencias de un hecho a través de los medios impresos, la enorme mayoría permanecería afuera de ese círculo de conocimiento. En la década de los 60, sin embargo, Schramm comprendió que la televisión sería el instrumento más adecuado para modernizar a las sociedades en vías de desarrollo.

Anuncios