La credibilidad de los jóvenes en los medios ha disminuido en los últimos años.