Las redes sociales han jugado un papel importante en este asunto, pues son el medio por el que las agresiones se transmiten.