Ciberbullying: Una puerta vulnerable para niños y adolescentes dentro del ambiente escolar

Abstract

El ciberbullying como fenómeno social es muy común entre los niños y adolescentes pues se desarrolla dentro de un ambiente escolar en donde éstos quedan expuestos a burlas, comentarios y acciones que afectan su imagen. Las redes sociales han jugado un papel importante en este asunto, pues son el medio por el que las agresiones se transmiten.

Este es un trabajo de LESLIE AVIÑA realizado para la materia Taller de Investigación Documental en la Licenciatura de Comunicación, Universidad Iberoamericana, Campus Santa Fe (Primavera 2019, Mtro. Eduardo Portas)

Keywords: Redes sociales, ciber-acoso, daño, manejo de información, difamación.

Versión en PDF-CiberAcosoEscolar-Aviña

Introducción

El ciberbullying es un fenómeno cada vez más común entre nosotros, oír casos de personas que son víctimas de este fenómeno ya no es una noticia tan alarmante para nosotros como lo era hace un tiempo. Poco a poco ha tomado más fuerza a tal grado de ya no ser exactamente una noticia de primera plana.

Definamos este fenómeno de una manera más específica que solo un fenómeno “actual”, el ciberbullying, o también conocido como ciber-acoso, es precisamente un acoso de un agresor a una o varias víctimas lo cual se puede traducir como un acto agresivo e intencionado con el objetivo de agredir y dañar física pero principalmente de manera psicológica a otra persona. Regularmente la víctima no se puede defender y se ve/siente indefenso ante el agresor.

Éste acoso se lleva a cabo mediante un medio tecnológico, ya sea mediante mensajes de texto o correo electrónico, llamadas telefónicas, redes sociales, etc.

Al haber un crecimiento grande en el uso de las redes sociales que conocemos, la probabilidad o accesibilidad de cualquier persona a ellas es mayor, por lo que la práctica del ciberbullying suele aumentar. Al mismo tiempo el hecho de que casi cualquier persona tenga esta accesibilidad a la tecnología, vuelve al fenómeno más vulnerable. Por ejemplo, en ciertos casos hay una falta de atención por parte de los padres para administrar minuciosamente lo que sus hijos realizan en internet.

Objetivos

            Centrales:

  • Identificar las edades más vulnerables en las cuales se es más propenso a ser víctima de ciberbullying.
  • Analizar las razones por las cuales el ciberbullying se desarrolla en un ambiente primeramente escolar.
  • Estudiar las principales causas y consecuencias del ciberbullying.

Preguntas de Investigación

            Centrales:

  • ¿Cuáles son las edades más vulnerables en las cuales se es más propenso a ser víctima de ciberbullying?
  • ¿Cuáles son las razones por las cuales el ciberbullying se desarrolla en un ambiente primeramente escolar?
  • ¿Cuáles son las principales causas y consecuencias del ciberbullying?

Metodología

Para este trabajo se va a hacer una minuciosa selección de documentos verídicos en diversas bases de datos, notas periodísticas, entre otras herramientas de consulta, las cuales nos van a servir para abrir un panorama más amplio de lo que es el ciberbullying (información general), casos para ejemplificar la información y al mismo tiempo ayudarnos a darnos cuenta de las cosas que ya se han investigado al respecto para poder sustentar nuestra hipótesis.

Hipótesis

El ciberbullying es un fenómeno cada vez más común y peligroso, pues no sólo implica el hecho de acosar cibernéticamente a otra persona, sino, las consecuencias que este tipo de acoso pueda llegar a causar tanto en la víctima como en el agresor.

Estado de arte

El ciberbullying es un tema más común de lo que pensamos y se encuentra manifestado en los lugares menos esperados, ya que si bien sabemos que su práctica es fácil, existen herramientas las cuales facilitan el crecimiento de éste fenómeno.

La tecnología se ha convertido más que en una herramienta para nosotros, un medio para el ciberbullying. Como su nombre lo dice, éste fenómeno utiliza la tecnología como un medio para que se origine y al mismo tiempo para su propagación. Como dicen Ramos, I., López, C. y Torrecillas T. (2018) en su artículo La percepción del riesgo en línea en los jóvenes y sus efectos en el comportamiento digital:“El teléfono inteligente se ha convertido en un medio fundamental de socialización para menores”(p. 72)(traducción propia) menciona:

En términos generales, la investigación está de acuerdo en señalar que el acceso a Internet ofrece un número infinito de oportunidades (Aguaded, 2011: 7), pero al mismo tiempo, la exposición a los riesgos también es mayor (Duran y Martínez, 2015; Kowalski & al., 2014), especialmente el riesgo de ciber-agresión o cibervictimización. (Corcoran, MacGuckin, & Prentice, 2015).” (pp. 72) (traducción propia)

Lo cual nos habla también de la facilidad que tiene actualmente cualquier persona para acceder  a los dispositivos tecnológicos que hay en el mundo, la posibilidad de que casi todas las personas pueden acceder para ver el contenido que hay dentro de la red e incluso compartir información de cualquier índole y que cualquier otra persona alrededor de todo el mundo pueda verla, en especial a todos aquellos jóvenes que se la viven navegando en la red.

En el artículo Conductas de ciberadicción y experiencias de cyberbullying entre adolescentespublicado en el año 2016 por Arnaiz P., Carezo F., Giménez A. y Maquilón J, nos dice que la mayoría de los estudios realizados sobre el consumo de los medios se ha enfocado en la etapa de la adolescencia, haciendo hincapié en el hecho de que los niños de edades tempranas junto con los adolescentes son los que más frecuentemente usan estos dispositivos fortaleciendo su uso cotidiano haciéndolo cada vez más precoz.

Podríamos sorprendernos de la cantidad de casos de ciberbullying que hay en México día tras día. Ésta situación se vuelve menos impresionante al observar los hábitos que el mexicano tiene en cuanto al uso que le da al internet, esto lo podemos comprobar con un estudio realizado por La Asociación de Internet (2018) en su 14° Estudio sobre los hábitos de los usuarios de Internet en México 2018, donde se calcula que el 67% de la población mayor a 6 años de edad utiliza internet como algo cotidiano teniendo de 6 a 9hrs y de las 21 a 24hrs marcadas como las horas más frecuentadas durante el día.

Según este estudio, el 64% de la población que utiliza internet en este país, perciben que se encuentran conectados en internet las 24 horas, manteniéndose las redes sociales como los sitios con mayor actividad en línea con un aproximado de que los usuarios gastan el 40% de su tiempo en ellas, Facebook está posicionada como la primer red social en México y los Smartphone son el principal dispositivo para acceder a cualquier red social.

Gracias a estas tendencias que los mexicanos nos hemos forjado cono cultura tecnológica con el paso del tiempo junto con la evolución tecnológica que hemos vivido, ha traído como consecuencia un sinfín de peligros y riesgos, como lo dicen Arnaiz P., Carezo F., Giménez A. y Maquilón J en su estudio antes mencionado:

“Las investigaciones sobre cyberbullying han tenido en cuenta variables relacionadas como: la existencia de diferencias por género, curso, nacionalidad e incluso en relación con el consumo de las TIC.” (p. 762)

Dentro del mismo estudio, en una página posterior nos señalan la siguiente información:

“La distribución de la muestra según la implicación en dinámicas de cyberbullying indica que un 7.7% de participación, de los que 5% se reconocía como cibervíctima, un 1.5% como ciberagresores, y un 1.2% como ciberagresores victimizados.” (p.763)

Lo cual nos deja claro que la exposición a los riesgos causados por la red son peligrosos para la salud de las personas más vulnerables, pues si bien ninguno está exento a ser parte del círculo del ciberbullying, los adolescentes y niños son los más expuestos a estos peligros.

Casteli, A. y Valles, R. en el estudio que realizado en 2018 titulado Del aula a las redes sociales: cyberbullying en dos universidades de Pachuca, Hidalgo (México)  nos comparte la perspectiva de los problemas más comunes en estas universidades haciendo un fuerte énfasis en que el fenómeno del ciberbullying es un fenómeno totalmente vinculado a la tecnología y a su vez éste va creciendo conforme la tecnología crece, esto como consecuencia a que es un fenómeno que tiene su origen y se desarrolla en la red, redes sociales principalmente.

Realmente en el estudio anterior nos muestran solo una pequeña parte de lo que este fenómeno es capaz de causar, pues si bien se enfoca en únicamente dos universidades del estado de Hidalgo, no son todas las que existen en él, ni mucho menos contamos las universidades por cada municipio de cada estado de toda la República Mexicana, por lo que en realidad solo nos ayuda a darnos una idea de los casos más comunes dentro del ambiente escolar.

Tanto el bullying como el ciberbullying son considerados problemas de salud pública, una amenaza para el desarrollo, el bienestar e incluso la salud mental de los niños y adolescentes dentro de un ambiente escolar, ya que este es el lugar más común para practicarlo. Éstos actos están relacionados directamente con graves consecuencias a futuro como lo son desajustes sociales y psicológicos, aislamiento de las personas que fungieron el papel de víctimas dentro del “juego” además de una autoestima baja, incluso llegar a presentar casos de depresión, ansiedad, ira, ausentismo (principalmente escolar), un bajo rendimiento académico o en el peor de los casos llegar al límite del suicidio, esto según Herrera, M. , Romera E. y Ortega, R.  en un artículo publicado en la revista Revista Mexicana de Investigación Educativavol.23 (pp. 125-155) titulado “Bullying y cyberbullying en Latinoamérica” en el año 2018.

De acuerdo al artículo antes mencionado también nos muestran los participantes del juego: agresor, víctima, agresor-victimizado y los espectadores.

En base a lo que el artículo nos menciona acerca de los participantes, los voy a explicar uno por uno y al mismo tiempo vamos a ver el rol que éstos juegan en la situación:

  • Víctima: Esta persona va a ser desafortunadamente la que va recibir todos los ataques por parte del agresor, comúnmente estas son las personas que lucen más débiles tanto emocional como físicamente y/o que en algún momento se ha notado que los apartan de los grupos o son molestados constantemente.
  • Agresor: Normalmente este sujeto es aquel que luce completamente contrario a la víctima, se muestra con una personalidad irritable y agresiva al mismo tiempo, suele tener un bajo autocontrol en diversas situaciones del día a día, su conducta es violenta y amenazante, es una persona impulsiva. En cuestiones académicas tiene un rendimiento bajo y su comportamiento dentro de las aulas no suele ser el mejor ya que impone ante la clase y en su mayoría frente al profesor, físicamente es una persona fuerte y algo muy interesante es que suele tomar o tiene la habilidad de ser líder, pues es capaz dirigir de una manera interesante a un grupo de personas.
  • Agresor-victimizado: Este personaje suele ser una víctima de un agresor en un ambiente diferente al que en él toma el papel de agresor y no de la víctima; viéndose de esta manera fuerte ante el más débil como venganza o para olvidar que él es el que juega el papel de débil frente a alguien más fuerte, es utilizado como un tipo de justificación a sus problemas.
  • Espectador: Este grupo de personas es básicamente todo aquel que es parte del acto indirectamente pues como tal no realizan el acoso, pero si lo observan por lo que los hace parte del círculo vicioso, suelen no denunciar este tipo de acciones ante los padres de familia o las autoridades dentro de la institución escolar, contribuyen en algunos casos grabando las acciones y compartiéndolas por medio de las redes sociales o la tecnología que está a su mano; es muy común que estas personas si bien no aprueban los actos por parte del agresor, evitar dar su punto de vista o meterse en la situación por miedo de ser la próxima víctima del agresor en cuestión.

El papel que cada uno juega dentro de un acto de ciberbullying podemos notar que realmente una cosa lleva a otra, por ejemplo, el agresor-victimizadoestá viviendo la experiencia de ser la víctima de un acto de bullying o ciberbullying por otra persona en un ambiente externo al de su escuela por consiguiente para tratar de conseguir consuelo y auto-demostrarse que él es más fuerte elije a la persona más débil a sus ojos el cuál va a ocupar el papel de víctimay va sufrir las burlas y el acoso y a su vez van a existir espectadoresque van a ser partícipes indirectamente de las agresiones que la víctima va a sufrir y de cierta manera la van a ser sentir peor de lo que ya se siente con la manera en que el agresor lo intimida lo cual va a deprimir más a la víctima.

Marco Teórico

Elegí a Manuel Castells como autor para mi investigación, específicamente con su obra Comunicación y Poderpues nos muestra un panorama en el que la sociedad poco a poco se ha ido fusionando con la sociedad hasta el punto de depender de ella para su comunicación. Por otro lado la manera en que nos explica cómo funcionan las redes y los tipos de poder que se pueden manejar en ellas de acuerdo al tipo de información y uso que se le valla a dar al contenido.

Datos básicos del autor

Manuel Castells Olivan es un sociólogo, economista, profesor en la Universidad de California en  Berkeley, director del Internet Interdisciplinary Institute (Instituto Interdisciplinario de Internet) en la Universidad Abierta de Cataluña y presidente del consejo académico de Next International Business School.(Próxima Escuela Internacional de Negocios). Nacido en Hellín, España el 9 de febrero de 1942.

Estudió derecho y economía en la Universidad de Barcelona, tiempo después estudió sociología en París con Alan Touraine, después se trasladó a Estados Unidos en donde se centró en el desarrollo de tecnologías de la información y el impacto social que estas tenían.

Principales conceptos teóricos

CONCEPTO TEXTUAL REFERENCIA
Sociedad red global Una sociedad red global es aquella cuya estructura social está compuesta de redes activas por tecnologías digitales de la comunicación y la información basadas en la microelectrónica. Castells, M. (2012). Comunicación y poder. México: Siglo XXI, pp.50-51.
Estructura social Aquellos acuerdos organizativos humanos en relación con la producción, el consumo, la reproducción, la experiencia y el poder expresados mediante una comunicación significativa codificada por la cultura. Castells, M. (2012). Comunicación y poder. México: Siglo XXI, p. 51.
Cultura en la sociedad red Por cultura entiendo el conjunto de valores y creencias que dan forma, orientan y motivan el comportamiento de las personas. Por tanto, si existe una sociedad red específica, deberíamos ser capaces de identificar su cultura como un indicador histórico. Castells, M. (2012). Comunicación y poder. México: Siglo XXI, p. 65.
Poder de conectar en red El poder de conectar en red se refiere al poder de los actores y organizaciones incluidos en las redes que constituyen el núcleo de la sociedad red global sobre los colectivos o personas que no están integrados en forma. Castells, M. (2012). Comunicación y poder. México: Siglo XXI, pp. 72-73.
Poder de la red El poder de la red se entiende mejor en la conceptualización propuesta por Grewal para teorizar sobre la globalización desde la perspectiva del análisis de redes. Desde este punto de vista, la globalización supone una coordinación social entre múltiples actores conectados Castells, M. (2012). Comunicación y poder. México: Siglo XXI, p. 73.

 

Relación con mi objeto de estudio

Como ya se dijo previamente se están estudiando las causas del ciberbullying pues tiene un impacto directo en una buena parte de la sociedad. Al mismo tiempo analizar las consecuencias que éste tiene; por lo tanto, el objeto de estudio de esta investigación son las redes sociales principalmente ya que es en este medio en el que se propagan las agresiones.

Es por este motivo que el autor Castells me fue de mucha ayuda en cuanto a la propuesta que da sobre la sociedad red globalque se vive en el mundo ya que en base a la información expuesta en puntos anteriores, este fenómeno viaja a través de la red y si la sociedad está inmersa en este mundo tecnológico se vuelve parte fundamental del ciclo del ciberbullying.

Otro concepto que tomé en cuenta del libro es poder de conectar en redpues para que la información sea distribuida y llegue al público, tiene que ser compartida. Esto le permite a nuestro agresor subir la información necesaria para atacar a la víctima y que los espectadores puedan verlo también, de esta manera la información se distribuye y el fenómeno funciona.

El poder de la red básicamente es el poder que tiene el medio de conectar todos los puntos posibles alrededor de todo el mundo y que la información que viaje entre todos y cada uno de los puntos se mantenga dentro de la red y que absolutamente todas las personas tengan acceso a ella.

Si bien hablamos de la cultura en la sociedad red, se entiende como el conjunto de costumbres, tradiciones y elementos que una sociedad comparte ente sí y es precisamente esta un punto de partida para el tipo de información e incluso de dispositivos o redes que se le van a ofrecer al público, con el objetivo de que se consuma de la mejor manera posible.

Por último la estructura social es importante en la medida en la que mediante esta podemos entender cómo se organiza nuestra una sociedad en específico y a su vez nos da una idea de cómo se va a distribuir la información y el tipo de la misma.

Resultados

Screen Shot 2019-05-17 at 10.57.17 AMScreen Shot 2019-05-17 at 10.57.29 AMScreen Shot 2019-05-17 at 10.57.49 AMScreen Shot 2019-05-17 at 10.57.40 AM

Discusión

El ciberbullying es un tema nada nuevo para la sociedad puesto que muchos autores ya han escrito sobre él y realizado una gran cantidad de estudios al respecto. Estos autores han tratado de descifrar la razón por la que este fenómeno ha impactado a una buena parte de la sociedad en la que vivimos, la cual sin duda alguna y con el paso del tiempo, se ha convertido en una sociedad tecnológica, o una sociedad red global como bien lo dice Manuel Castells en el libro mencionado anteriormente.

Actualmente, las redes sociales nos han ido consumiendo poco a poco al punto de volvernos incluso adictos y/o dependientes a ella. Se han hecho parte de nuestra cultura como una sociedad red. Como pudimos ver las cifras en el 14° Estudio sobre los hábitos de los usuarios de Internet en México 2018, aproximadamente el 67% de la población mayor a 6 años utiliza cotidianamente internet, siendo las redes sociales la plataforma más concurrida.

Como sabemos, las redes sociales son, si no el principal, uno de los principales medios de propagación del ciberbullying, pues es una de las plataformas más utilizadas entre los jóvenes principalmente. Esto permite que la intimidación hacia la víctima sea mayor.

El hecho de que la escuela sea uno de los lugares en el que éstos jóvenes pasan una buena parte de su tiempo, hace que la convivencia entre éstos sea continua y duradera, pero la interacción entre ellos no termina al salir del salón de clases, pues como ya se dijo, las redes sociales hacen posible mantener esa interacción por mucho más tiempo, poniendo la vulnerabilidad de la víctima más expuesta.

La intensión de intimidar a la víctima a través de las redes sociales es que se sienta acosada la mayor parte del tiempo y no sólo al tener algún tipo de contacto físico con el agresor. El hecho de que la burla se transmita por internet, redes sociales principalmente, hace que todas aquellas personas que son parte del grupo social de la víctima puedan contribuir con la presión y burla social.

La interacción de los jóvenes en las redes sociales, y en la etapa en la que están pasado como adolescentes, va a influir directamente en su carácter, pues al pasar mucho tiempo dentro de ellas y al recibir los malos comentarios, burlas, amenazas, entre muchas otras maneras de intimidación, los empieza a hacer personas inseguras, tímidas, miedosas y débiles al ojo de su agresor.

No es un secreto que es común que el agresor llega a ser víctima de alguien más fuerte que él. Este tipo de personas suelen ser inseguras consigo, tienen regularmente problemas familiares o han sufrido algún tipo de trauma. Al encontrar a alguien físicamente más indefenso o débil que él, lo ven como una oportunidad para sacar su enojo y disfrutar el hecho que otra persona sufra lo que él ha sufrido. Este tipo de personas son conocidas como agresores victimizados.

Previamente se dijo la importancia que las escuelas tienen en el desarrollo de éstos, tal es así que el impacto que el ciberbullying tiene en la sociedad ha hecho que se considere como un problema de salud pública, una amenaza para el desarrollo, bienestar y la salud mental de los niños y adolescentes.

Realmente el hecho de que un niño o adolescente estudie en una escuela pública o privada, no lo deja exento a sufrir esto, el peligro está en todos lados.

Si bien la víctima es el punto focal del agresor, el espectador, que en este caso son todos aquellos que son testigos de las agresiones, ya sean físicas o cibernéticas, es un punto clave para que el agresor crezca y la víctima se debilite.

El hecho de que las personas que rodean a la víctima apoyen las burlas y le estén recordando constantemente que es débil ante los demás, hace que la persona que está sufriendo los maltratos caiga más rápido y su autoestima quede por los suelos.

Llega un punto en el que la persona que sufre todas las burlas y los maltratos ya no puede más, son tantas constantemente en todos los lugares (tanto en la escuela, como en sus redes), que busca una manera de escape, una forma de salir de todo el maltrato que está sufriendo.

El problema en este punto es que la salida que estas personas buscan no es precisamente la mejor. La manera en que puedan responder a todas estas agresiones son muchas, puede ser desde acabar la violencia que están viviendo con más violencia, o peor, llegar al borde del suicidio.

Los casos de niños y adolescentes que sufren las consecuencias del ciberbullying son cada vez más, lo que lo convierte en una situación preocupante y por la que se debe hacer algo al respecto.

Por ejemplo, en el estudio Del aula a las redes sociales: cyberbullying en dos universidades de Pachuca, Hidalgo (Mexico),  podemos observar que éste fenómeno es tan practicado que se comienzan a hacer investigaciones de porqué pasa esto y como se puede evitar. En éste estudio se muestra como el ciberbullying está totalmente ligado a la tecnología y como crece a la par que lo hace la tecnología.

A diario es común encontrarnos casos de personas que se suicidaron por acoso cibernético o ciberbullying, como Nigel Shelby o Tiziana Cantone, que si bien los utilicé como parte de mis evidencias no son los únicos.

El hecho de que no todos los casos de ciberbullying salgan al aire o tomen una relevancia en los medios, no significa que no pasen. Las cifras que muestran un sinfín de Instituciones y Organizaciones que se encargan de los movimientos dentro de las redes, como INEGI, son preocupantes.

El hecho de que los millennians sean una de las víctimas más fuertes de éste movimiento nos confirma que son realmente los niños y adolescentes los que más viven ésta situación.

La tecnología es una herramienta increíble si se manejar adecuadamente, pues la cantidad de cosas que se pueden realizar con ella son impresionantes. Todos los avances médicos, trabajos de investigación, descubrimientos científicos, la facilidad y velocidad de propagar noticias y mantenernos informados en tiempo real de lo que sucede en el mundo entero, es una maravilla.

Pero así como es una maravilla para muchos, puede ser la peor pesadilla de las personas que mediante éstos medios son atacadas constantemente, son humilladas, pisoteadas, exhibidas, etc.

La exposición de un error ante la sociedad puede ser aterradora y devastadora para muchos. La sociedad suele ser muy cruel y cruda con algunos comentarios, solemos criticar y reírnos de los errores de los demás sin pensar en los problemas que podamos causar en las personas y las consecuencias de nuestras burlas.

Por ejemplo, un grupo de amigos se va de fiesta un viernes por la noche, de repente una de las amigas se pone muy borracha, choca su carro y se pone a pelear con el policía. A alguien se le ocurre grabar la situación y subirlo a las redes; el video se empieza a compartir y se vuelve viral, a los pocos minutos la chava ya es conocida como “Lady Pedas” y ese apodo va a ser casi imposible que se olvide.

Muchas veces compartimos contenido en nuestras redes sociales sin pensar en las consecuencias o el efecto que valla a causar en la plataforma. Un error nos puede costar mucho si no lo sabemos manejar.

Conclusión

En éste trabajo se cumplió la hipótesis planteada pues se dejó claro mediante varias evidencias e investigaciones, que los niños y adolescentes son los más propensos a sufrir casos de ciberbullying y al mismo tiempo las consecuencias por lo mismo.

También se hizo mención de que el ambiente escolar es uno de los lugares donde más se propaga, pues es uno de los lugares más importantes en la formación de los niños y adolescentes y donde se pasa una buena cantidad del tiempo durante su día, esto aunado a que es la parte del círculo social al que pertenecen.

Por último también pudimos comprobar que si juntamos todos los elementos anteriores con el progreso de la tecnología, nos da como resultado los lamentables casos de ciberbullying.

Con ésta investigación no se ha dicho absolutamente todo lo que se podría decir al respecto puesto que el tema es muy amplio y cada vez crece más, es por eso que se invita a otros investigadores a seguir investigando sobre el tema, ya que es un tema importante y grave actualmente.

Bibliografía

  • Ramos, I., López, C. Y Torrecillas T. (2018). Online risk perception in Young people and its effects on digital behaviour.España: Media Education Research Jurnal. (pp. 71-79).
  • Catelli, A. y Valles, R. (2018)  Del aula  a las redes sociales: Cyberbullying en dos universidades de Pachuca, Hidalgo (México). Universidad Autónoma de Manizales. (pp.233-253).
  • Arnaiz, P., Cerezo, F., Giménez A. y Maquillón J. (2016). Conductas de ciberadicción y experiencias de cyberbullying entre adolescentes. (pp. 761-769).
  • Garaigordobil, M. (2017). Conducta antisocial: Conexión con bullying/cyberbullying y estrategias de resolución de conflictos. Phychological Intervention, (26). (pp. 47-54).
  • Herrera, M., Romera, E. y Ortega R. (2018). Bullying y cyberbullying en Latinoamérica. RMIE, vol. 23. (pp. 125-155).
  • Asociación de Internet. (2018). 14° Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2018.Estadística Digital. (pp. 1-27).
  • Machimbarrena M. y Garaigordobil M. (2017). Bullying/Cyberbullying in 5th and 6th grade: differences between public and private schools. Anales de la psicología, vol. 33. (pp. 319-326).
  • García, G., Joffre, V., Martínez G. y Llanes, A. (2011). Cyberbullying: forma virtual de intimidación escolar. Colomb Psiquiat, vol. 40, no. 1. (pp. 115-130).
  • Livingstone, S. Stoilova M. y Anthony K. (2016). Cyberbullying: incidence, trends and consequences. United Nacions Office of the Special Representative of the Secretary-General on Violence against Children. (pp. 115-120).
  • Reed, K., Cooper, R., Nugent, W. y Russell, K. (2016). Cyberbullying: A literatura review of its relationship to adolescent depression and current intervention strategies.Journal of Human behaviour in the social environment, vol. 26, no. 1. (pp. 34-45).
Anuncios