Para esta comunidad, los turistas se han convertido en una fuente de ingreso. Ahora, muchos habitantes se «hacen de la vista gorda» con respecto al comportamiento de los visitantes, siempre y cuando traigan dinero.