La plataforma Facebook se ha convertido, si bien no en un 100%, en su gran mayoría, un lugar virtual que la gente atiende para ver memes, compartirlos e interactuar con ellos.