Las salas de cine no desaparecerán en un futuro cercano, sin embargo las plataformas de streaming afectaron el negocio durante la pandemia.