El exceso de tiempo que pasan los jóvenes en redes sociales es considerado dañino para la salud.