Elecciones Presidenciales en México y el Mundial de futbol Rusia 2018

INTRODUCCIÓN

Las elecciones presidenciales en México tienen una relación y dependencia directa con los resultados de los partidos de la selección mexicana, en el mundial. Sin embargo, el hecho de que se sobrelapen en fechas no es lo único que debería llamarnos la atención. En esta investigación se busca medir los impactos anímicos de dichos eventos en la población de nuestro país, y por ende resaltar cómo el estado de ánimo influye en el votante y en el voto. Conectando de manera directa lo que se considera un inocente evento deportivo, con la toma de decisiones políticas más importantes de un país.

Este es un trabajo de Sofía Caraza Campos Linares Kevin Bertram Roy y Luis Roberto Arrieta para la materia “Taller de Investigación Aplicada” (Verano 2018, Mtro. Eduardo Portas)

Descargar: Trabajo_Final_Caraza_Bertram_Arrieta

PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN

  1. ¿Cúal es la relación mediática que existe entre el mundial de Rusia 2018 y las elecciones presidenciales en México?
  2. ¿En qué medida afectarán los resultados de los partidos de las selección Mexicana en la decisión que tomarán los ciudadanos mexicanos al ejercer su voto?
  3. ¿Qué políticos se verían beneficiados o perjudicados con los resultados mundialistas de la selección?
  4. ¿Cuál es la tendencia mediática de los políticos para sumarse al sentimiento mundialista?
  5. ¿Cómo se puede medir los efectos emocionales que tienen los resultados del mundial en la población mexicana?
  6. ¿Afectan los resultados del mundial en la población mexicana?
  7. En caso de que afecte¿Cuánto puede afectar los resultados de los partidos a los ciudadanos mexicanos?

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Screen Shot 2018-07-16 at 7.58.25 PM

El Mundial de Rusia 2018 y las elecciones presidenciales en México son eventos de altísima relevancia para la sociedad mexicana. Idealmente, los dos eventos tienen características independientes y los resultados de uno o otro, deberían de ser únicos y no afectarían el resultado del siguiente. En México, un país apasionado por el fútbol, el sentimiento de nación es sumamente fuerte y la relación que el fútbol y la selección nacional tienen, con el estado de ánimo de la nación, es un elemento que ponemos a investigación en este trabajo. Leo Zuckerman estableció que no necesariamente tienen una relación directa ambos eventos, pero, sin embargo dice:

“Esa identidad colectiva que divide para bien o para mal al mundo. Esa fibra que pensamos como lo “nuestro” y que nos lleva a llorar las derrotas y celebrar las victorias. El fútbol como una guerra de once jugadores en el campo. La expresión romántica de una identidad compartida.” (Zuckerman, Leo, 2018)

Nos gusta soñar con un país campeón del mundo y es común escuchar entre las conversaciones de amigos, compadres e incluso familiares, que esperamos grandes cosas de nuestro equipo, de nuestra nación. Sólo podemos hacernos una pregunta respecto a estos temas en específico: ¿Existe una relación directa en los ciudadanos mexicanos entre las elecciones presidenciales y el Mundial de Fútbol? ¿Quién es el actor mayormente beneficiado de la posible relación?

OBJETIVOS

  • Comprobar que los resultados de un partido en el mundial afecta de manera directa las emociones de las personas.
  • Medir y cuantificar el impacto anímico de dichos partidos en la población de estudio.
  • Comprobar que el estado anímico de las personas afecta de manera directa su decisión a la hora de votar.
  • Medir y cuantificar el impacto que tiene el estado de ánimo de una población a la hora de votar.
  • Hacer una relación directa entre los resultados de un partido de fútbol en el mundial, con el voto a la presidencia de un país (específicamente México).
  • Conocer qué políticos están intentando sacar el mayor provecho del mundial, y cómo. Y cuales son los más beneficiados por el evento.
  • Conocer cuál es la tendencia mediática de los políticos, con el mundial.

HIPÓTESIS

Se espera que los resultados arrojen una notoria correlación entre el estado de ánimo de las personas y los resultados de un partido de fútbol en el mundial. Se espera que estos resultados sean medibles y cuantificables, y al lograrlos tener como datos duros se pueda apreciar los efectos que dichos estados de ánimo tengan en la toma de decisión el día de las elecciones. Al saber los efectos que tienen los resultados de un partido, en los sentimientos y por ende en el voto de una persona, se pueda formular una ecuación que muestre los resultados de muchos votos a base de lo que suceda en dichos partidos.

Screen Shot 2018-07-16 at 7.59.14 PM

ESTADO DEL ARTE

Las elecciones presidenciales en México, y el mundial de fútbol coinciden por séptima vez, desde la creación de las copas mundiales en 1930. A pesar, de que sólo han habido pocas ocasiones en general, las elecciones presidenciales han estado empalmadas con otros macro eventos que podrían fungir como catalizadores para un sentimiento nacional. Los Juegos Olímpicos de Londres en el 2012 y los de Sydney en el año 2000 son algunos que vale la pena mencionar. Antes de pasar a otro tipo de eventos necesitamos adentrarnos en la histórica relación que tienen en México los Mundiales de Fútbol y las elecciones presidenciales.

Las actividades lúdicas y de entretenimiento, juegan un papel muy importante en las poblaciones y sociedades del mundo. El teatro, el cine y los deportes, han probado ser herramientas poderosas para la creación de imágenes, estereotipos o ideologías guiadas por las altas clases económicas y políticas. En México, hoy en día, más que nunca, existe una relación directa entre la política y el fútbol. Las campañas electorales de Manuel Negrete como alcalde de Coyoacán y de Cuahtémoc Blanco en Cuernavaca, son los casos más obvios de la relación mencionada.

Screen Shot 2018-07-16 at 7.59.57 PM

El fútbol, significa para los grandes políticos una gran oportunidad para transmitir valores, ideas y posturas de manera clara y digerible. Al ser un deporte cotidiano y intrínseco para la vida de las personas, las ideologías y los valores transmitidos a través de los equipos, del mismo juego, entre muchos otros elementos, son normalizados sin cuestionarse.

Esto propicia la generación de redes de poder que, en algunos casos como en México, derivó en la monopolización de este deporte profesional. Los consorcios con mayor relevancia e influencia política y económica en el país son los televisivos, cementeros y cerveceros, todos ellos poseen equipos de fútbol a los cuales se les configura una imagen distintiva. (Oropeza, 2014)

La clara monopolización del fútbol mexicano, es prueba tangible de la relación existente entre los mayores empresarios y políticos del país y de la fuerte herramienta que es el deporte para llegar a resultados y objetivos planteados por esas clases de poder.

Los espacios en los que están envueltos los elementos de la vida cotidiana, tienen un carácter esencial para toda sociedad. Estos mismos espacios son cambiantes y responden a las necesidades culturales, sociales y de identidad que tienen los individuos que ocupan el espacio. Al mismo tiempo, también están sujetos fuertemente a las relaciones que estos individuos generan entre los conceptos antes mencionados, poniendo así, a los espacios sociales como centros de influencia importantes para un cierto grupo de individuos.

Screen Shot 2018-07-16 at 8.00.43 PM

Gran parte del atractivo del fútbol como negocio político y económico, es la gran oportunidad que tiene, de generar espacio. Las infraestructuras en México y en países latinoamericanos, representan avance y desarrollo. Cuando los equipos de fútbol crean espacios deportivos, ya sea estadios o centros de desarrollo están impulsando la inversión privada en espacios públicos. Esta inversión de espacio, es normalizada por la gente, incluso impulsada y las personas que se encuentren detrás de cada espacio creado influyen de esa manera en la cotidianidad de las personas y promueven así, los proyectos que tienen en su agenda política.

Los grandes cambios que existen en los espacios geográficos de los equipos de las primeras divisiones mexicanas, son justamente para cambiar las relaciones sociales establecidas por la gente y modificarlas para ser establecidas por las clases altas del poder en México, lo que brinda la oportunidad de alcanzar objetivos de manera categórica. El ejemplo actual de esta nueva relación social de espacio, es la demolición del Estadio Azul. El equipo de fútbol Cruz Azul, vió la última temporada en su estadio el pasado clausura 2018 y se muda al Estadio Azteca para la siguiente temporada. Ahora, las transmisiones del equipo capitalino serán hechas a través de Televisa, justamente, el espacio social ahora focaliza a dos grandes equipos del fútbol mexicano en un espacio de mucha importancia para empresarios y políticos. La mayor televisora del país, es también el principal inversor en el régimen político actual.

Screen Shot 2018-07-16 at 8.01.19 PM

En el año 2010 el profesor Gabriel Angelotti, antropólogo de la Universidad de Michoacán hizo un estudio acerca de la cotidianidad y la relación que existe en la sociedad entre la identidad colectiva y el mundo deportivo.

Angelotti presenta al fútbol como medio para lograr distintos objetivos, por distintos actores sociales, en distintas etapas temporales y en espacios sociales específicos. (Ortiz, 2010)

El fútbol en México, obtuvo un carácter de popularización y de ser un deporte de las masas y para las masas a partir de la revolución mexicana. Los que jugaban anteriormente, eran inmigrantes europeos y élites mexicanas que encontraban en el deporte una relación elitista frente a lo común y popular. Después de la revolución e incluso después de la profesionalización del deporte, las élites encuentran en el deporte otro sentido para alcanzar sus objetivos.

Con la creación de equipos, llegó la creación de aficiones, de seguidores ciegos por una pasión, por ciertas figuras y por colores. La conformación de los equipos nacionales, no era posible sin los altos empresarios y políticos del país y vieron en la creación de los mismos, una fuerte oportunidad por generar seguidores a ciertas ideologías y valores de manera intrínseca. Los políticos dejaron de practicar el deporte y se pusieron a administrarlo, generando así, figuras de ideologías que eran seguidas por las masas y que transmitían los intereses de una clase mayor de una manera antes no vista, una manera normalizada que ayudaba a un partido político en específico a cumplir con los objetivos sexenales que tenía.

Actualmente, en México el fútbol cumple con muchos más requisitos y tiene mucha más importancia para la vida de las personas que sólo lo que se ve en el terreno de juego. Sí, los equipos de fútbol mexicano son personajes importantes en la vida política, social y económica de las personas y hay un equipo en específico que cumple con agendas políticas como ningún otro, la Selección Mexicana de Fútbol. Las próximas elecciones del primero de julio, que definirán al siguiente presidente de nuestro país, se encuentran dentro de un régimen mundialista. Durante el verano del 2018, se lleva a cabo el mayor evento deportivo en el mundo, el mundial de fútbol, que en esta caso tiene su sede en Rusia.

El ambiente social en México gira entorno a dos temas principales, las elecciones presidenciales y la participación de “El Tri” en el mundial de fútbol, ambos temas, importantes para la sociedad mexicana y como vimos antes con muchas posibles relaciones entre ellos. Este caso, de tener año electoral y mundialista ya ha pasado en contadas ocasiones, sucediendo la última vez, en el año del 2006 cuando Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador iban por la presidencia del país.

Actualmente, el fútbol está cumpliendo en muchos países funciones políticas que van más allá de los fines estrictamente deportivos que se desarrollan sobre el terreno de juego y muchos son los intelectuales que advierten de la manipulación a la que se está sometiendo a este deporte en particular. Galeano (2010), por ejemplo, llega a establecer similitudes entre el fútbol y Dios, por la devoción que sienten sus fieles y la desconfianza que le tienen muchos intelectuales. (Ubeda, 2014)

A partir de la relación que hace Galeano con las creencias religiosas y si tomamos el famoso dicho de Karl Marx “en que la religión es el opio del pueblo” podemos establecer entonces, que el catalizador máximo hoy en día, es justamente el deporte. Sí, hoy en día la sociedad mexicana se encuentra en una disyuntiva fuerte, donde la importancia de su atención se verá diluida entre dos eventos importantes en el país. La relación que existe entre estos mismos, puede ser observada en la agenda política de los candidatos a la presidencia. El candidato de Morena, hará su cierre en el estadio más importante del país y casa de la Selección. Ricardo Anaya ha creado varios spots publicitarios en los que se suma fuertemente al sentimiento y fiebre mundialista, queriendo relacionar el posible éxito de la Selección con la tentativa victoria, e incluso el candidato del PRI, mencionó, durante el tercer debate presidencial que deseaba mucho éxito a la Selección, antes de responder a una pregunta respecto a equidad laboral.

Tomando la referencia de Galeano y Marx anteriormente mencionada, existe un dicho bastante conocido que dice: “Al pueblo pan y circo”. Las elecciones presidenciales, están hundidas en un contexto de circo, en el que la gente puede dar mucho más importancia a lo sucedido del otro lado del mundo, que dentro del mismo territorio mexicano. No podemos saber a ciencia cierta si esto se dará así, pero el mundial será para México, un posible catalizador y distractor para la sociedad mexicana, no sólo para el ejercicio del voto, sino para el posible resultado de la elección.

El sentido de nacionalismo que brinda el fútbol es mucho más fuerte y es una herramienta de unidad e identidad nunca antes vista. Los sentimientos de nacionalismo incluso en la guerra, son menos apoyados por la sociedad civil que cuando hablamos de fútbol, en países europeos, donde la unión del continente doblega la identidad nacional, el fútbol ha probado ser básico para el ejercicio de la identidad coercitiva nacional.

Algunos ejemplos, sacados de diversos momentos históricos (y con diferentes contextos) ayudarán a comprender: la Italia de Mussolini, el Real Madrid de Franco, la Argentina de la dictadura de 1978, pero también el Barça, la Francia de 1998, la Alemania de 2006 y finalmente la España campeona del mundo en 2010. Todos ellos tienen en común el hecho de que las victorias de los equipos responden a ciertas exigencias políticas nacionales y nacionalistas. (Screti, 2011)

El éxito futbolístico internacional llena un vacío en las aficiones y en las masas y genera un reconocimiento internacional como país que no tiene precedentes, que no existe de otra manera. Sí, al parecer es históricamente acertado, suponer que cuando existen situaciones difíciles en ciertos países, exista un éxito futbolístico que brinde a la nación involucrada una satisfacción difícil de quitar. En este caso en específico, México no tiene que salir campeón del mundo, ojalá fuera así, simplemente tiene que calificar al quinto partido para que la nación se ponga de cabeza y la gente se olvide de los resultados electorales. Todo es gracias a que el día 2 de Julio, justamente en la mañana de las elecciones presidenciales, México juega su pase a cuartos de final, en caso de pasar de la fase de grupos. Si ese día logramos calificar a la ronda que siempre hemos soñado, la posible fracción de país será sustituida por un sentimiento de nación y unidad, dejando al siguiente presidente de México tranquilo que no va a haber revueltas en su contra por su elección, y si las hay, pasarán a segundo plano.

El fútbol es un juego, una fórmula de socialización y aprendizaje, un entretenimiento, una pasión que construye identidades, un deporte que atrae multitudes, pero sin duda, también, un gran negocio. Su expansión gracias a eso que llamamos globalización y a la red universal de medios de comunicación ha hecho de él algo mucho más vasto que una simple competencia entre equipos rivales: es una industria que vale la pena conocer y entender. (Woldenberg,2014)

MARCO TEÓRICO

En su libro Ingeniería social en comunicación y deporte,Jesús Galindo Cáceres nos habla de la importancia que ha tomado el fútbol en las últimas décadas y que para muchas personas toma prioridad sobre muchos asuntos de su vida, para algunos es incluso lo más importante.

“El deporte está al centro de la vida contemporánea desde un punto de vista extremo y provocador. Es tan importante o más que la religión y la política, siguiendo con la ruta de la provocación. Y agrupa a más personas que cualquier otra actividad, incluyendo la intelectual por supuesto. Tiene importancia económica evidente,… para algunos es lo que ocupa más la atención humana después del sexo, para otros incluso antes.” (2012, pg. 243)

El deporte es una forma de controlar el descontrol. Es una forma de lucha física relativamente no violenta que va de la mano con el desarrollo de una sociedad contemporánea. El deporte agrupa a cualquier tipo de persona y hasta cierto punto tranquiliza las luchas de interés y de religión, es por esto que Galindo menciona: “… apaciguaron los ciclos de violencia, se puso fin a las luchas de interés y de credo religioso de una manera que permitía que los principales contendientes por el poder gubernamental resolvieran completamente sus diferencias por medios no violentos y de acuerdo con reglas convenidas observadas por ambas partes.” (2012,pg. 246)

Según Galindo, las actividades recreativas nos genera emociones que no cualquier cosa genera. Cuando se juega un deporte o una actividad recreativa existe el sentimiento de peligro imaginario, el miedo, la tristeza, la alegría, el placer y todos estos son desencadenados y hasta provocados por la práctica de los pasatiempos. Lo que es peligroso es que los sentimientos que estas actividades, situaciones imaginarias, despiertan son de la misma naturaleza que los que nos provocan situaciones reales. (Galindo Cáceres, 2012)

“El deporte comparte con otras actividades recreativas de nuestra época la función de controlar un descontrol placentero de los sentimientos y las emociones. La lucha simulada del fútbol no es un campo de batalla donde hay muertos y heridos graves, pero promueve una emoción (tensión) similar.” (Galindo Cáceres, pg. 248)Este sentimiento que genera el fútbol, de simular una guerra sin muertos, una guerra con un reglamento es una de las principales razones que hacen al fútbol uno de los deportes más mediáticos del mundo.

Es importante subrayar, la relación que tiene el deporte, en este caso el futbol soccer, con las prácticas sociales y políticas, dejando el espectáculo del deporte en un segundo plano. El autor menciona: “Parece que el deporte, la economía y la política van de la mano… el deporte es un sistema de información que en principio está subordinado a otros sistemas de información, como la política, la economía, la religión…” (Galindo Cáceres, pg. 98).La emoción que genera el fútbol en las personas y sobre todo, en los fanáticos, es de tal magnitud que se puede usar con objetivos subliminares. No es novedad que el deporte ha sido usado en momentos históricos como forma de control y dominio, ya que no solo genera distracción, sin no que, como se mencionó anteriormente, se puede volver el centro de vida de una persona.

“Los seguidores comunes de un torneo leemos a lo largo del año noticias en donde no queda claro hasta donde el juego está, o puede estar, intervenido por intereses políticos… Pocos asuntos promueven más el diálogo y la discusión que el fútbol. En la semana pocos temas, quizás ningún otro lo logra en tal grado en forma cotidiana, generan tantos encuentros e intercambio de puntos de vista.” (Galindo Cáceres, pg. 71)

El fútbol soccer es practicado en casi todo el mundo, desde profesional hasta callejero, es por eso que tantas personas se sienten identificadas con este deporte y lo sienten suyo. La pasión del fútbol se puede volver monotema para muchas personas, opacando noticias de impacto mundial, problemas sociales y políticos, sobre todo cuando hablamos de la FIFA World Cup, como en el caso de estudio.

Por lo mencionado anteriormente, el deporte, se vuelve un espectaculo mediatico, el cual mueve inmensas cantidades de gente y dinero, de tal manera que el impacto global es enorme. Galindo menciona:

“El deporte es una empresa multinacional, una forma corporativa mundial, la FIFA tiene más países asociados que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), hay más personas asociadas al Comité Olímpico Internacional (COI) de forma directa e indirecta que a cualquier religión mundial… El deporte tiene un rostro de organización internacional, se mueve al ritmo de los vectores de mundialización y globalización más poderosos.” (2012, pg.  76)

El deporte mueve masas, genera distracción y emociones que pocos logran sentir en su vida real, es por eso que tiene tanto peso político, económico y social y se ha vuelto un caso de estudio para la Sociología y la Ciencia Política.

METODOLOGÍA Y TÉCNICAS

El diseño de la investigación será exploratoria ya que vamos a buscar información que no se encuentran fácilmente en libros e internet y nosotros generamos nuestros propios descubrimientos que nos ayudarán a definir nuestra investigación. Esto se hará a través de una investigación mixta – cualitativa y cuantitativa – basada en las técnicas de etnografía, entrevistas proyectivas e investigación documental.

Investigación documental:La investigación documental que se llevó a cabo, fue basada principalmente en los antecedentes e investigaciones previas, y en los discursos políticos por parte de los candidatos. Se estudió el uso que le dieron los 4 personajes políticos a los partidos y resultados obtenidos por parte de la selección mexicana de futbol. Las publicaciones en redes sociales y medios impresos son la mayor fuente de información para esta técnica.

Entrevistas proyectivas: Las entrevistas proyectivas se dividieron en 2. Le pedimos a las personas que patearan un balón imitando la manera en la que los candidatos lo harían. De esta manera se vería de manera indirecta la percepción que la población de estudio tiene sobre cada político. La segunda entrevista se basó en la utilización de la escala de Likert, para obtener los resultados de: 1. Si el fútbol afecta emocionalmente a la gente. 2. Si la política afecta emocionalmente a la gente. Y 3. Si existe una relación entre los resultados de los partidos de fútbol con la toma de decisiones a la hora de votar. Las respuestas que nos otorgaron las personas podían variar entre 1. Me hace muy feliz. 2. Me hace feliz. 3. Me da igual. 4. Me enoja. Y 5. Me enoja mucho. Para esto se les puso 4 cartulinas diferentes (Cada cartulina con una pregunta escrita) y se les pidió a las personas que pegaran las caritas que representan sus emociones, en la cartulina. Para la última pregunta se les pidió a las personas responder SI o NO con un balón de fútbol de papel, que pudieron pegar en la cartulina que tenía el dibujo de una portería, simulando que estaban tirando con el balón hacia la opción de su preferencia.

Preguntas para entrevista proyectiva:

  1. ¿Si México pasa a octavos de final, cómo te sentirías?
  2. ¿Si México pasa a cuartos de final, cómo te sentirías?
  3. ¿Si gana un candidato presidencial que no es de tu preferencia, cómo te sentirías?
  4. ¿Crees que cambie tu decisión electoral si México pasa en primer lugar de grupo, a octavos de final?

Etnografía: parala etnografía nos basamos en la observación de las emociones y el comportamiento de los mexicanos alrededor de los partidos de la Selección Mexicana durante su participación en el Mundial de Rusia 2018. La observación se hizo en tres distintos escenarios, cómo se vive el partido en familia, cómo se vive entre amigos y cómo se vive en un lugar publico (El Fishers, Santa Fe). Se observaron las emociones que se generan entorno al partido, los objetos que rodean a los espectadores, el vocabulario que se utiliza y cómo se reciben los resultados obtenidos.

RESULTADOS

INVESTIGACIÓN DOCUMENTAL

 

Primer Partido

 

Para el primer partido de la Selección Mexicana de Fútbol, utilizamos la investigación documental para analizar el impacto que tuvo el partido dentro de las campañas y las percepciones políticas de las personas. El partido tuvo un giro sorpresivo y en contra de todo pronóstico, la Selección Mexicana de Fútbol salió victoriosa por marcador de 1 a 0 frente al defensor campeón del mundo, Alemania. El resultado del partido generó muchas reacciones dentro de la sociedad mexicana, y el impacto que tuvo dentro de las políticas públicas de los candidatos fue muy fuerte.

El candidato del Partido Acción Nacional, vió el partido de México rodeado de su familia y a lado de Manuel Negrete, quien busca ser alcalde de Coyoacán, pero es mejor conocido por su pasado futbolístico y por tener el premio al mejor gol de todos los mundiales. Ricardo Anaya traía puesta una playera de la Selección Nacional con el número dieciocho y Presidente encima del número. José Antonio Meade también se sumó al festejo y en su cierre de campaña en Sinaloa, expresó eufóricamente su sentimiento al resultado. “Las encuestas decían que íbamos a perder y ganamos… El próximo primero de Julio también ganaremos”. En todo el resto de su cierre de campaña en Sinaloa, Meade tomó en su discurso la victoria de la Selección y estableció que cuando la A se enfrenta a la M, la A siempre perderá contra la M de México.

Por último el Bronco también se sumó a la conversación estableciendo que así como la Selección había salido victoriosa, el pueblo mexicano también podía salir, que sólo es cuestión de fé y de ganas para romper con el sistema y poder salir adelante.

La suma a los resultados del Mundial por parte de los candidatos a la presidencia es una constante y seguirá siendo una constante en estas elecciones. Para Meade y Anaya, el resultado de México representó y otorgó una nueva estrategia presidencial y de comunicación. La constante fue: “las encuestas decían que Alemania iba a ganar y no pasó, así, contra cualquier encuesta, ganaremos el 1ero de julio.

La importancia que los candidatos políticos le dieron a los resultados del mundial no tiene precedentes, aunque el mundial de fútbol y las elecciones presidenciales han coincidido en varias ocasiones, la comparación que tenemos, pone a los candidatos de esta elección otorgando mucha mayor importancia a los partidos de fútbol. En el año del 2006 México jugaba un mundial en Alemania y al mismo tiempo, decidíamos entre Felipe Calderón, Roberto Madrazo y por primera vez, por Andrés Manuel López Obrador.  En esa ocasión solamente el candidato del PAN tuvo cierto reflejo y apoyo a la Selección mexicana.

Como era de suponerse, los candidatos a presidencia están utilizando la victoria de la Selección Mexicana a Alemania a su favor, pero al que más están relacionados con la victoria es al candidato José Antonio Meade. Según una nota informativa, “El candidato del PRI tuvo 48% de menciones en las que lo vincularon al partido, seguido por AMLO, con 34.7%.”

En la nota Se cuelgan del triunfo, por el Reforma, se citan las menciones de los cuatro candidatos relacionadas con el triunfo, empezando con el candidato José Antonio Meade: “Así como México venció a Alemania en contra de todos los pronósticos, vamos a ganar el 1 de julio”. Seguido por el candidato Ricardo Anaya, quien declaró: “Hoy todos somos la Selección. Así vamos a ganar nosotros también, con fuerza, con entusiasmo y con muchísima determinación.” En candidato Andrés Manuel López Obrador, por más sorprendente que sea ya que el nunca habla de fútbol, mencionó: “Se demostró de qué estamos hechos los mexicanos, jugaron de primera, los mexicanos triunfaron y les deseó que sigan ganando”, sin embargo, es una mención distinta a la de los otros candidatos, ya que él nunca relaciona su futura posible victoria con la de la Selección. Por último, el candidato independiente Jaime Rodríguez, difundió a través de sus redes sociales que: “El día del debate yo dije que ni Alemania ni Andrés Manuel tienen seguro nada, por eso el resultado de hoy nos da la razón.”

Roberto Zamarripa, en su columna de opiniónSueño verde menciona:

“Los candidatos hicieron hasta lo inimaginable para presumir que estaban casi en la cancha de fútbol… Y luego cualquier candidato de barbaridades quisieron atar al triunfo deportivo. Que si la gente prolongará su emoción futbolera hasta el 1o de julio porque ganará AMLO; que si ahora que se le ganó a Alemania se derrumbaran los números fijados por encuestas… Lo ocurrido en Rusia puede empalmar, puede converger. Difícilmente determinar. Que un gol (o varios) cambien el sentido del voto es un insulto a la decisión ciudadana de los próximos trece días.” (2018)

México 1, Alemania 0, es un resultado nunca pensado por los ciudadanos mexicanos, la victoria de Alemania era casi un hecho, por lo que nos llevamos una grata sorpresa cuando acabó el partido y el resultado era a favor de la Selección Méxicana, esto para muchos es un ejemplo de que nada es un hecho hasta que el silbato suena y se da por terminado el partido. Esto igual pasa en las elecciones, por más que AMLO lleve la delantera, nada está escrito hasta que se den los resultados el 1o de julio.

Segundo Partido

El Segundo partido de la Selección Mexicana de Fútbol, marcó uno de los mejores arranques  en los mundiales para el Tricolor. México derrotó a Corea del Sur, en un marcador de 2-1 otorgándole 6 puntos en su grupo y por lo tanto el liderato momentáneo, ya que Alemania derrotó a Suecia, dejando a México con el primer lugar hasta ver lo que sucedería en el tercer partido.

Revisando el portal del INEGI, de acuerdo al sentimiento de los twitteros a nivel nacional, la euforia que genera el fútbol pareció volverse a hacer presente, con un pico importante, el día 23 de junio sobrepasó la media establecida en los días anteriores.

Al igual que el primer partido, los candidatos presidenciales volvieron a sumarse a la victoria. En los cierres de campaña de los diferentes candidatos en los estados, siempre hubo diferentes menciones respecto a la Selección Mexicana. José Antonio Meade se volvió a relacionar directamente, más que cualquier otro candidato, con la victoria del seleccionado mexicano. Las búsquedas y las tendencias en Internet, demostraron que al candidato que más estaban relacionando, en este segundo partido era al del PRI. A pesar, de que esto también sucedió a partir del primer partido, ahora la relación era mucho más clara. Aunque el Bronco y Anaya se sumaron a la victoria de manera mucho más participativa que el candidato de Morena, el que claramente supera las expectativas es el candidato del PRI.

Como en el primer partido, la victoria siguió otorgando a las candidatos que persiguían el liderato electoral, herramientas importantes para hacer campaña. El discurso de acuerdo a las encuestas cambió radicalmente y ahora, el liderato, la constante mexicana y el sentimiento de empuje que traía nuestra selección intentó ser replicada por los candidatos. Las coberturas de los eventos que realizaron no fueron de tanto alcance como la primera vez, pero aún así, pudimos ver una constante, los candidatos presidenciales estaban otorgando mucha importancia a la conversación futbolística, para bien o para mal, más que nunca, aquél que hablara del seleccionado mexicano, resultaba tener más herramientas para hacer comunicación y estrategia política.

Posterior a la segunda victoria del partido de México contra Corea del Sur, Roberto Zamarripa en su columna de opinión, Tolvanera, menciona:

“Cuando fue transmitido en televisión el alegato de Javier Hernández, de que la selección mexicana podría ser campeona del mundo, pulularon las burlas. Tras los triunfos se viralizó el mensaje y ahora ya es un rezo. ‘Imaginemos cosas chingonas!” ha dicho con un tono infantil el jugador tapatío… Lo de El Chicharito añade en el ambiente. Cineastas como Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu, el actor Diego Luna, entre otros, lanzaron una iniciativa denominada “El día después”, para garantizar la concordia tras las elecciones del próximo domingo.  La angustia es entendible. El agreste tono de las campañas no dejó el mejor sabor a los ciudadanos hasta donde pudieron seguirlas….”

Es claro que lo que dijo el Chicharito dentro de esa entrevista no quedó en el olvido, durante las primeras victorios las personas y seguidores no dejaron de compartirla en sus redes sociales, en los partidos de la Selección Mexicana y en los momentos que apoyaban a su candidato.

Los candidatos, de igual manera que en el pasado, tuitearon en reconocimiento a la victoria de la selección. José Antonio Meade dice: “¡Nada detiene a México cuando tenemos determinación y aspiramos a un futuro mejor! Felicidades a @miseleccionmx por este gran triunfo frente a Corea. Nos motivan, nos inspiran #NadaNosDetiene” Un mensaje lleno de aliento para la Selección Mexicana, felicitandolos por su triunfo y determinación por ganar, sin embargo es un mensaje que da para más, haciendo énfasis en que ellos seguirán trabajando con determinación para llegar a la presidencia. Por su parte Ricardo Anaya menciona: “¡Felicidades @miseleccionmx! Gracias por demostrar que cuando hacemos equipo, #NadaNosDetiene.” Para Anaya la Selección Mexicana ganó por su trabajo en equipo y piensa que el voto útil para ganarle a AMLO es con él, por lo tanto es de gran importancia organizarse. El Bronco menciona: “Hay que imaginarnos cosas fregonas ¿A poco no mi @CH14_? yo le tengo una gran fe a @miseleccionmx que contra todo pronóstico están ganando en este mundial y sé que así continuarán.”, acompañado de un video subtitulado, México será campeón y el Bronco presidente.

En cambio, para Andrés Manuel López Obrador, el partido de la Selección Mexicana no toma importancia que decide hacer su cierre de campaña en Veracruz a la misma hora, decisión que le juega en contra. Arturo Rodríguez en una nota de El Proceso menciona: “El acto se programó a la misma hora del juego México contra Corea del Sur, segunda aparición del selectivo nacional en el Mundial Rusia 2018… pero el plan fracasó. López Obrador llegó al estadio y encontró un graderío casi vacío; al centro, en la cancha, las sillas solas esperaban a una concurrencia que buscaba cubrirse del sol.” Lo sucedido aquí es un claro ejemplo de que el fútbol para los mexicanos, como lo dice el autor de nuestro marco teórico, Galindo Cáceres, está en el centro de su vida, muchas veces es hasta más importante que la política del mismo país. El egocentrismo de AMLO le jugó una mala pasada al creer que su cierre de campaña en Veracruz iba a ser más importante que el segundo partido de la Selección Mexicana durante el Mundial.

Tercer Partido

El tercer partido de la Selección Mexicana ponía de frente situaciones importantes futbolísticamente hablando. El resultado de Alemania sobre Suecia ponía algunas circunstancias en que, en caso de derrota de México, podía dejarlo fuera de los octavos de final. Al mismo tiempo el liderato del grupo y el paso como primer lugar se encontraba en la mesa y todo dependía de los resultados obtenidos en el tercer partido.

El seleccionado mexicano se vio derrotado por un marcador de 3-0 y el sentimiento momentáneo de derrota y de estar a punto de quedar descalificados generó mucha tensión respecto al mundial. Afortunadamente, Alemania no pudo derrotar a la selección coreana quedando eliminada y otorgándole el pase en segundo lugar a la Selección Mexicana.

Durante el tercer partido, se vivió la primera derrota de la Selección Mexicana durante este Mundial, derrota que estuvo a punto de dejar a México descalificado del torneo, sin embargo logramos pasar a octavos de final. El tono de los candidatos con el resultado de este partido cambió un poco en las redes sociales. López Obrador mostró silencio completo con este resultado, una vez más se vio su desinterés y desapego al resultado de la Selección Mexicana durante el mundial, en cambio los otros candidatos se manifestaron de la siguiente manera. José Antonio Meade mencionó antes de que empezara el partido: “Confiamos al 100 en @miseleccionmx. Estamos seguros de que saldrán a la cancha con toda la actitud y ganarán este tercer partido. ¡Estamos con ustedes! #Nadanosdetiene. Por el #MexicoChingón que queremos.” Y con los resultados obtenidos se manifestó: “Estuvo cardiaco pero lo lograron. ¡Ese grupo era de la muerte! Felicidades @miseleccionmx por su pase a octavos de final. Sabemos que pueden llegar mucho más lejos. #NadaNosDetiene”

Por otro lado, Ricardo Anaya, tuitió: “¡Felicidades a @miseleccionmx! Ya estamos en octavos y vamos con todo. #NadaNosDetiene El post viene acompañado con una imagen de un aficionado festejando y el logo de Anaya. A pesar de que los post de Anaya con respecto a México en el mundial son más secos y más cortos que los de Meade, no deja de festejar el triunfo de la Selección y acompañarlos cada partido. Por último, el candidato independiente dijo: “Sigamos imaginando cosas fregonas, felicidades por jugar con el corazón y devolverle la esperanza a #México. Ganar un mundial no es fácil. Hoy más que nunca #ProhibidoRendisrse @miseleccionmx.” El tuit iba con un video que tenia el encabezado, al igual que el otro, México será campeón y el Bronco presidente. El Bronco siempre ligó sus post del Mundial con la victoria que él esperaba por más lejana que estuviera.

El resultado de las elecciones presidenciales 2018 fue el siguiente: Andrés Manuel López Obrador fue elegido como próximo presidente con un 53.8% de la votación. A las 23:00 horas del 1 de julio, Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del INE, confirmó la tendencia a favor del candidato de Moreno. El mismo fue felicitado por sus contrincantes, empezando con un video de José Antonio Meade y seguido de Ricardo Anaya. También se emitió un mensaje desde presidencia en el cual el presidente Peña Nieto lo felicitaba. (Becerril, 2018). Con estos resultados, en las redes sociales se vieron muchos post que mencionaba que en 24 horas íbamos a saber el resultado de las elecciones, si pasabamos al famoso 5to partido y si Luis Miguel encontraba a su mamá. El ánimo de las personas se centraba en esos tres acontecimientos que sucedían entre el domingo por la noche y el lunes por la mañana. El resultado fue devastador para ciertas personas ya que en la serie de Luis Miguel se muestra que la mujer en el psiquiátrico no era Marcela (la mamá), Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones y la Selección Mexicana quedó descalificada del Mundial. Los memes en redes sociales fueron muchos, desde el papá de Luis Miguel (de la serie) saliendo con 3 maletas, una representando cada acontecimiento, hasta un simple letrero que decía que solo México podía soportar tanta tragedia en tan poco tiempo. El domingo fue día de festejo para muchas personas, de los que participaron en las elecciones, más del 50% votaron por AMLO, por lo que fue un día muy emocionante para varias personas, pero por otra parte, generó confusión, enojo y miedo en otras cuantas.

ENTREVISTAS PROYECTIVAS

Hicimos ciertas entrevistas a diferentes personas respecto a su estado de ánimo, respecto a temas de la Selección Mexicana y las elecciones presidenciales. Hicimos estas preguntas antes del partido contra Suecia, donde el sentimiento nacional se demostraba alto y las expectativas por el tercer partido y la situación en general futbolística era de tensión.

Escala de Likert: A través de la escala de Likert y nuestras 4 preguntas, se estudió a una población de 15 personas. Las respuestas a las preguntas fueron las siguientes:

¿Si México pasa a octavos de final, cómo te sentirías?

Muy feliz: 7       Feliz: 8      Me da igual:  0      Me enoja:  0      Me enoja mucho:  0

¿Si México pasa a cuartos de final, cómo te sentirías?

Muy feliz:  11     Feliz:  4      Me da igual:   0    Me enoja:   0     Me enoja mucho:   0

¿Si gana un candidato presidencial que no es de tu preferencia, cómo te sentirías?

Muy feliz:    0   Feliz:   0    Me da igual:  6     Me enoja:   4     Me enoja mucho:   5

¿Crees que cambie tu decisión electoral si México pasa en primer lugar de grupo, a octavos de final?

Si:   0     No:   15

Los resultados obtenidos nos sirvieron para observar la relación que tiene la gente entre sus percepciones políticas y su afición al fútbol. Hubo muchas constantes, el ánimo de los encuestados era mayor de acuerdo al pase de la Selección Mexicana de futbol y hubo pocas personas que se demostraron imparciales frente a la posibilidad de que ganara un candidato que no era el que ellos preferían. Lo más interesante de estos resultados fue que en la última pregunta, hubo un 100% de No, lo que podría decirnos en primera instancia que la gente puede dividir fácilmente su sentimiento político de su sentimiento futbolístico.

Resultados de tiro penal como candidato

Se hizo la grabación de 15 penales a diferentes personas. En lo que consistió la entrevista proyectiva fue que se pidió a ciertas personas si podían personificar a uno de los candidatos políticos y como, para ellos, de manera dramática, éste tiraría un penal. La obtención de personas para esta entrevista era complicada, pocas personas quisieron participar en el experimento ya que lo consideraban innecesario o de poco gusto. Obtuvimos reacciones entre simpáticas y algunas no tan bien personificadas pero sirvió para que hubiera una relación de las entrevistas proyectivas. De los entrevistados hubo algunas constantes. A Anaya se le personificó como calculador, como una persona rígida, incluso en su caminar. Para Andrés Manuel las representaciones se enfocaron en su edad, reflejando que el caminar era complicado, sólo hubo una persona que lo personificó a manera de victoria.

Para los otros dos candidatos, las constantes también fueron parecidas. Para el caso del Bronco, su personificación se basó en “el corte de manos” que tanto ha habló en los debates presidenciales y para Meade, su personificación se basó en una cuestión física y uno de los entrevistados decidió robarse el balón para la dramatización. Fue sumamente interesante observar que las dramatizaciones de las personas se basa más que nada, en aspectos físicos tangibles, sólo en pocas ocasiones se hace referencia a ideologías o a pensamientos. Somos una sociedad que sigue viviendo a partir de lo visual y de cómo percibimos al mundo, depende de lo que vemos y así lo representamos, estereotipando hasta cierto punto las percepciones que tenemos de los candidatos a la presidencia.

ETNOGRAFÍA

Primer partido – observación entre familia: En su gran mayoría tenía un ambiente más calmado, a pesar de que las emociones cambiaban durante el partido, el ambiente se sentía más calmado, las malas palabras de controlaban y el festejo con la victoria fue emocionante. El partido se pasó a las 10 de la mañana, algunas familias lo vieron todavía en pijama o portando la camisa de la Selección Mexicana. Se podía observar que por la hora y al ser domingo, el consumo de bebidas alcohólicas eran limitadas, algunos consumieron una que otra cerveza pero no paso a algo más fuerte. El resultado fue una victoria inesperada, 1-0 a favor de México contra Alemania. Esto hizo que afición mexicana se volviera loca. Muchas personas salieron de sus casas para festejar en el Ángel de la Independencia y la Glorieta de Bosques. La fiesta que empezó tranquila acabó siendo un gran festejo, rodeada de los mexicanos felices por un gol que concluyó en victoria, mariachis, trompetas y más. Durante el partido la conversación es ligera, hay poco diálogo pero se comentan ciertos puntos del partido, hay dudas que hacen algunos de los familiares que no entienden algunas cosas que sucedieron en el partido.

Segundo partido – observación entre amigos:El ambiente sube cuando los partidos se ven entre amigos. Las malas palabras aumentan entorno a las emociones que va generando el partido, se escuchan más que entre los familiares. Las bebidas alcohólicas se consumen más, se llega a consumir hasta licores más fuertes como tequila y ron durante el partido, muchos empiezan a beber y apostar shots conforme cambia el marcador del partido. La conversación es prácticamente nula, si se emiten palabras es en relación al partido y no se habla de nada más, en medio tiempo se sueltan un poco las tensiones hasta que vuelve a empezar. Con el marcador final 2 a 1 a favor de México contra Corea del Sur, la celebración fue más grande. Dos partidos dos victorias, las emoción de los mexicanos era alegría pura y festejo, estamos a un partido de pasar a octavos en primer lugar del grupo y había que festejar. Sábado por la mañana, el grado de consumo de alcohol aumentaba y la felicidad era máxima.

Tercer partido – observación en lugar publico (Fishers, Santa Fe): Al ser un espacio público la emoción corre más fuerte, la alegría de uno se va contagiando hasta llegar a la ultima persona y de igual forma la angustia, los sentimientos y emociones durante el partido se vuelven comunales, somos un mismo observador. El establecimiento vende alcohol y durante el partido en la gran mayoría de los espectadores consumían cervezas y había algunos otros que desde el principio bebían cubas y palomas. La gente portaba la camisa de la Selección Mexicana, nerviosos de que nos estábamos jugando los octavos de final. El ruido era mucho, se escuchan trompetas, tambores, matracas y gritos, todo generando un ambiente de festejo. El diálogo era tenso, al medio tiempo la gente salió a fumar, ningún gol se había hecho durante este primer tiempo y eso era un pase para México pero la gente esperaba el gol. En el segundo tiempo el diálogo era mucho más tenso, el marcador estaba con 3 goles a favor de Suecia y ninguno de México, nuestro pase a la siguiente fase estaba en las manos del partido que se jugaba al mismo tiempo de Corea del Sur vs. Alemania. La gente se empezaba a enojar, contra los jugadores, los faules y sobre todo el árbitro que marcaba en contra de la Selección Mexicana. Al finalizar el partido, con una derrota a México, toda la tensión se fue a los últimos minutos de Corea vs. Alemania, marcador que quedó en 2-0 favor Corea e hizo que México pasara en segundo lugar a la siguiente fase. El festejo de los mexicanos era grande, a pesar de la terrible derrota estábamos en la siguiente fase. Algunos chilangos se fueron a festejar a la embajada de Corea del Sur en agradecimiento a su equipo, sin embargo esto no fue bien visto por algunos.

INTERPRETACIÓN DE RESULTADOS

Los resultados de dicha investigación documental fueron muy gratificantes. Se comprobó la relación directa que mantienen los deportes nacionales con las campañas políticas. El rotundo éxito que tuvo la selección mexicana durante sus dos primeros partidos en el mundial, fueron aclamados tanto por los ciudadanos como por los políticos en campaña. La gira de AMLO durante el partido de México nos deja claro que ambos eventos se complementan, pero que si se dan al mismo tiempo, se quitan fuerza. Los eventos sumamente mediáticos le pueden favorecer a los políticos, así como desfavorecer. Sin embargo, como pudimos ver en las entrevistas proyectivas, los ciudadanos que conformaron nuestra población de investigación, no estaban de acuerdo o conscientes de que los resultados de los partidos influyeran en su percepción de los políticos, o que afectarán de manera directa su toma de decisión al votar. Esto no significa que no sea así, pero sí es un indicador, de que si existe una relación entre el estado de ánimo provocado por un partido de fútbol en el mundial, con las decisiones a la hora de votar, esta no es notoria ni consciente para los ciudadanos . Se ha comprobado en investigaciones anteriores que el estado de ánimo en general afecta la percepción que uno tenga de otra persona. En este caso no logramos comprobar de manera directa que exista una relación entre lo que sucede en un partido de fútbol, con lo que sucede dentro de una casilla de votación. Los resultados de las primeras 2 preguntas (¿Cómo te sentirías si méxico pasa a 8vos de final? Y ¿Cómo te sentirías si méxico pasa a 4tos de final?) indicaron que la gente sí se ve afectada emocionalmente con los marcadores de los partidos. Los resultados de la tercera pregunta (¿Cómo te sentirías si gana un candidato presidencial que no es de tu preferencia?) nos indican que la gente sí es afectada emocionalmente por la política. El problema surgió en la cuarta pregunta (¿Crees que cambie tu decisión electoral si México pasa en primer lugar de grupo a 8vos?). Los sometidos a estudio votaron en su 100% que NO. Dichos resultados nos muestran que la conexión entre las variables fútbol y política, no son tan claramente relacionadas. Se requiere de una investigación con mayor profundidad para que se pueda comprobar la hipótesis o se muestre  errónea. En muchos de los caso la pregunta se les hacía absurda, y mantuvieron la postura de que la política es más afectada por otros factores. Al meternos directamente para estudiar el campo con las técnicas de etnográficas pudimos ver cómo los diferentes ambientes afectan las relaciones entre los individuos y sus emociones. Las variables de influencia se basaron en el lugar de los hechos, la compañía con la que se encontraban los observados, y los resultados de los partidos. Los gritos, lágrimas, corajes, sonrisas entre otros, fueron clave para que pudiéramos ver los grados de emociones que el fútbol y el ambiente futbolístico dejan en cada persona. De esta manera nos fue más sencillo relacionar el fútbol con emociones, emociones con política, y por ende fútbol con política.

CONCLUSIONES

Como conclusión principal, se llegó a que las personas no se encuentran un cien por ciento conscientes o de acuerdo con el hecho de que los resultados de los partidos tengan un efecto directo en las votaciones presidenciales. Esto nos da a entender que para alcanzar los resultados esperados se tiene que indagar de manera más profunda y lateral sobre el tema. A través de preguntas directas en las que se le fuerce a la población a relacionar una variable con la otra, se genera rechazo hacia la relación misma. Se tiene que mostrar primero cómo influye un resultado con el otro, para que haya una consciencia primero, y después una respuesta informada. O avanzar la investigación por un camino menos frontal y más psicológico, en donde se le pida a la gente que alcancen a relacionar las variables de manera orgánica y como respuesta natural a las preguntas. Sin embargo, los resultados igual nos lanzaron que, en cambio, los políticos están sumamente conscientes, o creen profundamente en los beneficios que tiene el éxito y desempeño deportivo que existe por parte de la selección mexicana, con sus resultados electorales. El énfasis que hicieron los 4 candidatos (cada uno a su medida) muestran que la imagen de estar a favor de la selección, y como apoyador de sus triunfos es útil y productiva para el convencimiento de la gente durante las campañas políticas.

FUENTES

Bibliografícas:

  • Galindo Cáceres, L. (2012). Ingeniería en comunicación social y deporte. México: INDECUS.

Electronicas:

Anuncios