Daños Colaterales del Mundial Brasil 2014

0000006168

ESTE ES UN TRABAJO DE DANIELA BAÑOS REALIZADO PARA LA MATERIA “TALLER DE INVESTIGACIÓN DOCUMENTAL” DE LA UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA, CAMPUS CIUDAD DE MÉXICO. MTRO @EDUPORTAS (VERANO 2014)

Introducción

Esta investigación trata acerca de los daños colaterales que el mundial de la FIFA ha provocado en Brasil.

Entre los temas principales está el costo del evento, que ha excedido su presupuesto llegando a duplicar su precio original. Esto ha generado una deuda económica, y esta inversión ha llegado a afectar directamente a la población brasileña.

Además de la deuda que se ha generado, la infraestructura para el transporte, la construcción y remodelación de nuevos estadios han incitado desplazamientos de viviendas en zonas pobres en una llamada ‘Limpieza Social.’ A causa de esto se han desplazado a más de 250,000 personas de sus hogares y se han demolido dos favelas para despejar el área para el Mundial y las Olimpiadas del 2016. Estas medidas, que fueron hechas ilícitamente en su mayoría, han provocado indignación y enojo en la población brasileña. Esto ha conllevado al desprestigio el evento entre los locales y estimulado varios intentos por frenar el Mundial.

Entre otros daños, esta el deterioro hacia el medio ambiente, tanto por las construcciones de nuevos estadios en zonas ecológicas, como por la contaminación que ha generado el transporte y movimiento del mundial, generando cifras preocupantes de dióxido de carbono.

La FIFA se ha ganado el resentimiento de los brasileños, quienes han llevado su disgusto a las calles en protestas y manifestaciones en numerosas ocasiones. Estas muestras de descontento, que empezaron un año antes del Mundial- con el aumento del precio del metro- continuaron hasta que el mismo evento se estaba llevando a cabo y ha generado una gran controversia hacia cómo ha respondido el gobierno de Brasil, ya que los mismos policías han llegado a agredir a los manifestantes, generando aún más alboroto entre su población.

El descontento de Brasil y los daños que un evento de esta magnitud pueden causar sobre un país, son analizados en esta investigación con el objetivo de analizar la contraparte que un Mundial puede causar.

Para entender la angustia por la que pasa Brasil, es necesario analizar ejemplos previos de países donde se llevo a cabo el Mundial, especialmente países en desarrollo como lo es Sudáfrica. Lugar donde se realizó el mundial anterior y como resultado el país quedó endeudado y su población furiosa contra su gobierno- como se predice que puede ser el caso de Brasil.

En esta investigación se evaluará los daños que el mega evento provocará sobre Brasil y si estos, sobrepasan los beneficios.

Metodología

Por la naturaleza de la investigación, la información empleada se basó en documentos científicos, libros y artículos publicados que recopilaban los datos necesarios para poder analizar el tema de la investigación.

La información se analizó de manera cualitativa, y los resultados fueron obtenidos mediante la lectura y el análisis de los textos.

  1. La Deuda Económica de Brasil:

En el artículo de Dave Zirin, “Brazil to FIFA: Enough is Enough,” (5) el autor argumenta que la preocupación más grande de la población de Brasil, en cuanto al mundial, es que el déficit caiga sobre ellos, en particular sobre las clases medias y bajas.

Esto se debe a que después de una década de crecimiento, la gente confiaba lo suficiente en el gobierno de su país como para cuestionar los beneficios del mundial, pues se estimaba que este sólo iba a incrementar su economía.

Sin embargo, conforme se ha llevado a cabo el evento han surgido numerosos factores que han conllevado al disgusto de los brasileños. El detonador de ellos, fue el aumento de 20 centavos por pasaje en el metro. Este suceso, desencadenó una larga serie de protestas durante todo el año.

Brasil vs. the World Cup,” un artículo de Marina Amaral y Natalia Viana describe (8) que la presidenta Dilma Rousseff, en conjunto con el Congreso, cancelaron el aumento del metro en catorce ciudades con el afán de calmar las revueltas que esto había disparado.

Uno de los argumentos más fuertes de la protesta en contra del Mundial, como lo describen Viana y Amaral (8), es el presupuesto de 14 billones de reales que se le otorgó al evento, cuando el presupuesto para la educación es de 17 billones de reales por año. La cifra le pareció incomprensible a muchas personas, ya que opinan que Brasil debería de privilegiar su inversión en cuestiones como la educación antes de ser anfitrión de un evento deportivo.

En el artículo de Bloomberg News, titulado “2014 Word Cup has Brazil under Massive Debt” (1) se habla acerca del préstamo de 1.9 billones de dólares que se le dio a Brasil para poder subsidiar los pagos del evento.

No obstante, se calcula que un tercio de los estadios no podrán recuperar el dinero que fue invertido en ellos durante el Mundial. El costo de los estadios, triplicó el presupuesto que se le había designado en el 2007, por varias razones: el retraso inesperado de las construcciones, el rediseño de varios estadios y el aumento de mano de obra.

En un principio, según el Bloomberg News (2), el Ministro de Deportes de Brasil, Orlando Silva, declaró en el 2007 que no se iba a usar dinero del estado para financiar el proyecto. Sin embargo, esta promesa no se ha cumplido y el gobierno brasileño ha subsidiado préstamos para la construcción de estadios, como de infraestructuras para transporte.

Cabe mencionar que el desempleo en Brasil es más alto que nunca, en Diciembre del 2013 el porcentaje de población desempleada llegó a 4.6%, una cifra mucho más alta de lo esperado.

Shaheed Tayob en el artículo “The 2010 Cup in South Africa: A Millenial Capitalist Moment” revela, que entre otras fallas del Mundial, está la sobrestimación de visitantes, como lo fue también en el caso de Sudáfrica (728).

En el mundial del 2010, apenas dos meses antes de que comenzara el evento, se calculaba que llegarían aproximadamente 450,000 visitantes, sólo llegaron 100,000; casi un cuarto de la cifra calculada. Este ausencia de turismo, fue uno de los factores que provocó que no se recaudará el dinero que se esperaba y que no se recuperaran las inversiones en infraestructura, hoteles y transporte.

Brasil corre el mismo riesgo que Sudáfrica de haber sobreestimado la magnitud del evento y haber invertido dinero que no va a recuperar.

Esto puede resultar, como en el caso de Sudáfrica, en una deuda que seguirán pagando mucho después del Mundial.

  1. Las Protestas Contra el Mundial

El descontento de los brasileños hacia el Mundial no tardó en llevarse a la calle, y en el artículo previamente mencionado, “Brasil vs. the Worldcup” de Amaral y Viana (6) se específica que desde el 30 de Junio del 2013 comenzaron las protestas, y la primera se dio afuera del estadio de Maracaná, el cual estaba siendo remodelado. La manifestación surgió a raíz del aumentó del precio de metro, provocando la primera revuelta en contra del Mundial.

Esta protesta fue sólo la primera de una serie de manifestaciones que llevó a más de 1.5 millones de brasileños a la calle a mostrar su disgusto durante el mes de Junio del 2013.

Además de manifestarse en contra del incremento en el transporte público, los brasileños mostraron su enojo por el tratado que el presidente Luiz Ignacio “Lula” da Silva había firmado con la FIFA en el 2007, en el que les otorgaba el derecho de exclusividad en ciertas zonas.

Este tratado, implicaba que la FIFA controlaría la circulación de las personas y podían prohibir los productos no autorizados por su corporación.

Este acuerdo refleja una situación similar a la que ocurrió en Sudáfrica en el Mundial del 2010, cuando más de 100,000 vendedores ambulantes fueron desplazados como parte de las regulaciones de la FIFA.

Aparte de la deuda, los brasileños opinan que la FIFA ha tomado medidas incoherentes en cuanto a las remodelaciones de los estadios. Dan el ejemplo del estadio Maracaná (8), que acomodó a más de 200,000 espectadores en la final de la Copa Mundial en 1950, pero al ser remodelada para expandir su zona V.I.P para la final del Mundial del 2014 sólo podrá albergar a 74,000 personas.

Brasil no es el primer país que anfitriona el Mundial donde se presentan protestas en contra del evento. Según el artículo “The 2010 World Cup in South Africa: A Millenial Capitalist Moment” de Shaheed Tayob (733), los constructores de las obras más importantes del mundial de Sudáfrica protestaron en el 2009 parando por completo la construcción de los proyectos principales. Amenazaron con seguir en protesta hasta el 2010, impidiendo el Mundial si es que el gobierno no les ayudaba económicamente. En respuesta, el gobierno de Sudáfrica les subió el salario 11.5% y las obras se reanudaron y llevaron a cabo a tiempo.

La recepción general del brasileño hacia el mundial ha sido negativa. Sofía Fernandes y Eoghan Macguire publicaron en su artículo “¿Quiénes son los verdaderos ganadores y perdedores del mundial?” para CNN, que en una encuesta hecha por el Centro de Investigaciones Pew, 61% de los brasileños opinaron que el mundial sería negativo para su país.

Esta idea, proviene del descontento que hay hacia la cantidad de dinero que se ha invertido. En especial, considerando el contexto de Brasil ya que según el CIA World Factbook ocupa el lugar número 17 de 140 países en términos de los niveles más altos de desigualdad de ingresos.

Entre otros factores que provocaron el descontento de la población brasileña, según el artículo de Dave Zirin “Brazil to FIFA: Enough is Enought” (5) esta la insatisfacción con el gobierno corrupto, el cuerpo policiaco ineficiente, infraestructura insuficiente y el mal servicio médico y educativo público.

En las pancartas de los protestantes, aparecían mensajes como ‘Necesitamos dinero para hospitales y educación’ y otros más agresivos como ‘FIFA devuélvenos nuestro dinero.’

Zirin expone en su artículo que las protestas se esparcieron por el mundo, y el 17 de junio del 2014 se llegaron a reunir más de trescientas personas para protestar en contra del Mundial en Nueva York, y al hacerlo, revelaron información atroz acerca de la realidad de Brasil.

Los protestantes escribieron sobre sus pancartas que las Olimpiadas costarán aproximadamente 33 billones de reales y el Mundial 26 billones de reales cuando el salario mínimo es de 637 reales al mes, lo que equivale a 320 dólares americanos.

Una de las pancartas más llamativas de la protesta preguntaba ‘¿Aún creen que se trata de los centavos?,’ haciendo referencia a las protestas que habían ocurrido por el aumento al precio del metro.

Por su parte, el News Statement en su artículo “Brazil say’s no to Fifa Jamboree’ describe que pocos días antes de que el mundial comenzara, más de un millón de personas tomaron las calles de Brasil como muestra de su enojo ante el evento.

Ante esto, la presidente Dilma Rousseff ha mostrado poca iniciativa para responder a las manifestaciones, pues prometió hacer un referéndum para llevar a cabo una reforma pero nunca especificó de qué sería tal reforma ni cuándo se concretaría.

Aunque las protestas han disminuido notoriamente desde que se inauguró el evento, el disgusto continúa entre los brasileños . En un artículo para la BBC, escrito por Gerardo Lissardy y titulado “¿Porqué se desinflan las protestas contra el Mundial en Brasil?” el autor argumenta que la disminución de manifestaciones no representan la conformidad de los brasileños, sino más bien el miedo que se les ha impuesto a través de la policía y de los ‘black blocks.’

Lissardy explica que los ‘black blocks’ son un grupo de personas que se presentan a las protestas y las terminan de manera violenta, tanto la policía como este grupo de personas se han encargado de desintegrar cualquier tipo de protesta desde que el mundial empezó.

Durante el partido de Bosnia contra Argentina se reunieron aproximadamente 500 protestantes afuera del estadio de Maracaná, sin embargo fueron agredidos por la policía, quienes les aventaron bombas de gas y balas de gomas.

A esta manifestación, también se presentaron varios individuos enmascarados que lanzaron cocteles molotov hacia los protestantes y se grabó a un policía utilizando un arma de fuego en contra los manifestantes. La grabación causó tal conmoción entre los brasileños, que el policía que disparó el arma actualmente se encuentra bajo investigación.

Claramente, la población brasileña no se ha conformado con el mundial, sin embargo, ha sido tal el miedo que les ha impuesto la policía y los ‘black blocks’ que ha sido suficiente para suprimir sus protestas y crear aún más tensión en el país.

  1. Los daños ecológicos

Entre otros daños que el mundial ha provocado sobre Brasil, está el daño al medio ambiente que se ha generado a través de la construcción de nuevas infraestructuras y el aumento en el transporte a causa de toda la movilización que requiere el evento.

Juan Onis en su artículo “Brazil’s Troubles” (55) describe que las condiciones climáticas no favorecen a Brasil. En primer lugar, resalta que el precio de la electricidad ha subido drásticamente. Esto se debe a que Brasil ha sufrido de sequías severas y por ello, sus plantas termales han tenido que incrementar su producción para poder mantener la electricidad en toda el país.

El gobierno también ha subsidiado los precios de la gasolina y el diesel. Esto ha provocado que Petrobras, la compañía de petróleo del estado, no haya podido incrementar su producción, y necesita dinero urgentemente que se invierta para encontrar nuevos yacimientos de petróleo, ya que las fosas de las que están extrayendo actualmente, se están terminando.

En la página de Eroski Consumer, el artículo “Mundial de fútbol de Brasil: gol al medio ambiente” por Alex Fernández Muerza, argumenta que uno de los principales daños que el Mundial ocasiona al medio ambiente, es la producción de dióxido de carbono. Se estima que por cuestiones de transporte principalmente, se generarán cerca de 2,72 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono, uno de los principales gases que causan el efecto invernadero y afectan al cambio climático.

Se estima que este será el Mundial con mayor daño ambiental, ya que en el Mundial del 2010 en Sudáfrica se calcula que se emitieron 1,65 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono. Además, Fernández explica que se predice que la huella de carbono de este evento será trece veces mayor que la del Mundial en Alemania.

Asimismo, otro impacto ecológico ocurrió con la construcción de la Arena Amazonia, la cual se construyó en medio de una selva destruyendo una gran parte del hábitat natural.

Sin embargo, en el artículo se argumenta que Brasil ha tomado una postura hipócrita ante esto, pues la mascota del mundial se llama Fuelco. Su nombre, mezcla de las palabras Fútbol y Ecología, ya que supuestamente simboliza un mundial ecológico.

Fernández añade que la mascota es un armadillo de tres bandas, una especie amenazada de extinción hace más de doce años y que expertos predican que se extinguirá en 50 años si es que no se toman medidas para prevenir su desaparición.

En el artículo “Mundial de Brasil 2014: Una fiesta (pero no) para todos” publicado por Dossier (3), se habla acerca de las violaciones que se han hecho para facilitar la construcción y remodelación de estadios, lo cual ha llegado a perjudicar al medio ambiente.

Las autoridades medioambientales de Brasil, exigen una certificación de medio ambiente antes de poder otorgar el permiso de construcción o remodelación de estadios.

No obstante, en la práctica, las instituciones brasileñas ui deja V.I.P y para el munder otorgar el permiso de construccian hecho en contra de la constituci deja V.I.P y para el mundñas utilizaron mecanismos que facilitaron la obtención de licencias medioambientales, como lo es el Informe Medioambiental Simplificado.

También se ha aprobado una enmienda al Código Forestal que permite deforestar las Zonas Permanentemente Preservadas por si es necesario construir allí para las competencias. Varias Zonas Permanentemente Preservadas se han reducido por esto en diversos lugares alrededor de Brasil como: Porto Alegre, Rio y Salvador.

  1. Los desplazamientos

En “¿Quiénes son los verdaderos ganadores y perdedores del mundial?” de Sofía Fernandes y Eoghan Macguire para CNN, se habla acerca de 170,000 personas que están bajo amenaza de ser evacuadas de su vivienda o ya han sido desplazadas de su hogar.

Las evicciones son violentas, se han realizado en un proceso de poca transparencia y sin previo consentimiento ni medidas para aquellos que han sido afectados.

En Marra da Providencia, una favela con más de cien años de antigüedad, la gente se enteró que sería desplazada de su casa al ver una marca pintada sobre ella.

Sofía Benavides en su artículo “La otra cara de la copa del Mundo: 250,000 desalojos en todo Brasil” publicado por Infobae, habla acerca de cómo los más afectados por el mundial han sido las personas de menos recursos, ya que es allí donde se han dado la mayoría de los desalojos.

En estos desalojos, se han cometido numerosos delitos que perjudican los derechos humanos. Entre ellos está la falta de notificaciones, las demoliciones nocturnas y el pago de indemnizaciones por un valor menor al costo de la propiedad.

Se sospecha que los desalojos se hicieron con el objetivo de expulsar a las clases bajas, ya que las obligan a emigrar y a despejar las afueras de las áreas mundialistas. Si es que los habitantes que son desalojados rechazan la reubicación que les ofrece el Estado, se las paga un equivalente a 2,200 dólares americanos; una cantidad de dinero que no es suficiente para comprar otra propiedad en las favelas cercanas.

Discusión

Sean MacBride busca la libertad de la información e incrementar el acceso a ella en su teoría ‘El Nuevo Orden Mundial de la Comunicación’.

Uno de sus objetivos principales consiste en fortalecer y multiplicar la prensa, para que hayan mayores fuentes de información y de está manera, la información que circule sea más verídica y confiable.

En su libro, Macbride propone la “Posibilidad de investigar libremente la verdad objetiva y el libre intercambio de ideas y de conocimientos,” para poder “desarrollar e intensificar las relaciones entre los pueblos.” (MacBride 14)

Una de las ideas principales del reporte, busca eliminar los desequilibrios, un aspecto que el Mundial ha acentuado, ya que los sectores de menor ingreso han sido los más perjudicados por el evento. Esto se refleja en los desplazamientos de las favelas, y en el caso de Sudáfrica, el desplazamiento de los vendedores ambulantes.

Critica a los monopolios y protesta contra los obstáculos internos, como lo han sido el gobierno de Brasil y la FIFA. El gobierno, por haber censurado las protestas en contra del mundial y atacado violentamente a aquellos que participaron en sus marchas y manifestaciones. La FIFA, por su parte, por haberse aliado con el gobierno y haber aprovechado este vínculo para violar cuestiones medioambientales y actuar en contra de los derechos humanos, con el gobierno protegiendo y encubriendo sus actos.

MacBride también expresa la importancia de la preparación y el compromiso de los países en desarrollo por mejorar su situación. Esto se puede relacionar con el objetivo original por el cual se realizó el Mundial en Brasil, ya que se esperaba que fomentara la economía del país.

En base a esta teoría, se puede cuestionar si el mundial que se llevó a cabo en Brasil, realmente ha tenido un impacto positivo o negativo en el país.

Como se mencionó, la razón principal por la que el Mundial se hiciera en Brasil, fue por cuestiones económicas, ya que se creía que con este evento se podía prosperar la economía brasileña. El evento iba a beneficiar a la comunidad local al crear 700,000 empleos y aumentar el PIB un 0,26% (Dossier, “Mundial Brasil 2014: una fiesta (pero no) para todos” 3)

Como segmento creciente del producto nacional bruto de un país, la comunicación tiene repercusiones directamente sobre la productividad y el empleo. Además, la comunicación tiene ahora las mejores perspectivas de crecimiento en las sociedades industriales y puede considerarse como eje de la economía mundial” (MacBride 48)

Entre los beneficios de la comunicación, el autor menciona el crecimiento de la economía, ya que la comunicación afecta directamente la productividad y el empleo, además de ser un eje del crecimiento. Al ser un evento tan mediático, el Mundial representa los beneficios económicos que puede brindar la comunicación, entre ellos la publicidad, el turismo y las inversiones.

MacBride se refiere a la comunicación como una herramienta y especifica que puede ser utilizada tanto para el bien, como para el mal. El autor habla acerca de la manipulación de los medios e insiste que quienes difunden la información son responsables de que se presenten los hechos de manera honesta y clara; sin manipular la realidad.

En suma, la comunicación puede usarse para bien o para mal. Los tecnócratas y los profesionales tienen la responsabilidad de cuidar que los riesgos sean limitados y que se corrijan las distorsiones.” (MacBride 41)

El Mundial ha sido un carnaval de comunicación de diferentes fuentes, ejemplificando como la comunicación puede ser utilizada tanto para el bien como para el mal.

Este circo mediático en Brasil se ve reflejado en las diversas fuentes de información, cuyas publicaciones se contradicen unas con las otras. Estas fuentes incluyen las protestas de los brasileños, quienes expresan su opinión a través de manifestaciones, mediante el uso de pancartas y gritos; la información oficial, aquello que publica el gobierno y la FIFA, que por lo general promueve el Mundial como algo positivo para el país, y por último, las noticias y artículos que se dan a conocer a través de investigaciones que ha hecho la prensa y algunos noticieros que, por lo general, varían su opinión en respecto al Mundial.

Esto conlleva a un punto muy importante de la teoría de MacBride, que se enfoca en la importancia de tener varias fuentes de información; ya que esto fomenta el individualismo y permite que las personas creen una opinión propia a partir de su criterio. Por ello, el acceso a información de varias y diversas fuentes es tan importante, ya que de está manera el individuo puede formar y sustentar sus propias conclusiones.

En los países que tienen tradición democrática que alienta las iniciativas y la autoconfianza nacionales, pueden existir simultáneamente varias fuentes de información, así como las corrientes horizontales que permiten obtener a los individuos la clase de información que necesitan para resolver sus problemas y luchar por sus intereses individuales” (MacBride 130)

Un punto interesante que toca MacBride, a pesar de promover la libertad de prensa, es que en muchos casos la censura la hace un gobierno para proteger a sus ciudadanos de información que puede perjudicar al estado. El argumento central de esto, es que sería imposible garantizar una ley que ofrezca libertad y seguridad al mismo tiempo para sus ciudadanos.

De acuerdo con su reporte, según MacBride nunca podrá haber un flujo de libertad de información, por numerosas razones de seguridad. Esto se debe a que hay cierta información que debe ser protegida por razones de interés nacional e individual.

Aunque el reporte MacBride busca y promueve la libertad de prensa, reconoce que la censura como una medida que puede prevenir y evitar varios conflictos, y puede ser necesaria en ciertos casos. (Shraddha Sanke “Many Voices One World: An Analysis of the MacBride Report)

A pesar de que el reporte respeta la censura como una medida de seguridad, se habla de ello como algo preventivo que puede llegar a evitar un conflicto. Sin embargo, este no es el caso en Brasil, donde hay un conflicto existente y la censura que se ha hecho ha tenido el propósito de manipular la opinión del público y proteger a la FIFA de las violaciones que cometió en conjunto con el gobierno.

Este tipo de censura, impide la libertad de prensa y el derecho a la información que se promueve en ‘El Nuevo Orden Mundial de la Comunicación.’

Esta restricción hacia la libertad de prensa y de expresión comenzó mucho antes del Mundial, ya que Brasil estaba consciente de que surgirían protestas, por lo que su gobierno decidió tomar medidas desde antes para prevenir estas manifestaciones. En el artículo “Brazil World Cup Surveillance,” de Simone Marques se habla de los procedimientos de vigilancia que tomó el gobierno brasileño, una operación integrada por el Ministro de Defensa y Justicia, La Agencia de Inteligencia Brasileña, las Fuerzas Armadas, la Policía Federal y la Policía Metropolitana, cuya medida preventiva principal es el monitoreo de las redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram y Youtube.

Para esto, se creó una Secretaría Especial para la Seguridad de Eventos Grandes (referido como el SESGE en Brasil) en el 2011 que manejarían todas las cuestiones de seguridad. En esta Secretaría se creó una sección especial que se enfoca en rastrear a través de alta tecnología, información de redes sociales para controlar actividades electrónicas, con el fin de impedir el ‘ciber terrorismo.’

Marques especifica que según el Plan Estratégico de Seguridad, la unidad se creó para proteger a los creadores del evento deportivo. Se sospecha que una de las estrategias de la Secretaría incluye el espionaje de comunicación electrónica. Esto se debe a que, para el evento, se crearon nuevas leyes legitimando el monitoreo electrónico por cuestiones de seguridad para el evento, se cree que la verdadera razón detrás del monitoreo electrónico es la prevención de las protestas, ya que de esta manera el gobierno se enteraría con anticipación dónde y cuándo se llevarían a cabo.

La SESGE, también se encarga de revisar noticias que puedan tener un contenido “engañoso o distorsionado,” como parte de las medidas preventivas. Es decir, si una noticia es identificada con características que se muestren como una amenaza para el Mundial, la unidad retirará dicho artículo de Internet de inmediato

Estas nuevas medidas violan la libertad de prensa y de expresión, y como MacBride lo expresó en su reporte, le privan a la sociedad de uno de sus derechos elementales, el derecho a la comunicación.

La prensa brasileña ha tratado el tema con mucha delicadeza, ya que no les conviene meterse en inconvenientes con el gobierno y además les beneficia la publicidad que la FIFA les puede dar.

Ya que la mayoría de la prensa se ha aliado con la FIFA, la operación se ha enfocado en usuarios de las redes, más que en noticieros y periódicos, ya que ellos son la amenaza real de manifestarse en contra del evento. (Marques “Brazil’s World Cup surveillance operation”)

El reporte de MacBride declara que debe de haber “Respeto al derecho de la colectividad, así como de los grupos étnicos y sociales, para tener acceso a las fuentes de información y participar activamente en los flujos de comunicación.”(“Sean MacBride: 1904-1988 Perfil Biográfico y Académico” Infoamérica)

El Mundial es el perfecto ejemplo de un evento masivo en el que no ha habido respeto hacia los grupos étnicos ni sociales, pues las protestas realizadas por el pueblo fueron calladas y censuradas para que el mundial se llevase a cabo sin mayores inconvenientes.

Como se ha descrito previamente, MacBride insiste en la importancia de tener acceso a fuentes de información, y como explica Marques en su artículo, en Brasil estás han sido limitadas- por una nueva unidad de seguridad- a fuentes que no perjudican a los organizadores del evento. Asimismo, se puede decir que el flujo de comunicación en Brasil ha sido obstruida para proteger el evento y no a sus ciudadanos. Esto se refleja tanto en las censuras que ha impuesto el gobierno, como el favoritismo de los noticieros que han optado por sólo publicar aquello que les conviene.

El Mundial de la FIFA, no concuerda en muchos aspectos con la teoría de MacBride. Por su naturaleza, este evento debería de promover la unidad y prosperar el respeto, dado a que gira entorno a juegos amistosos de fútbol. Sin embargo, para que se haya podido llevar a cabo en Brasil, el Mundial ha prosperado que se violen los valores que impone el reporte de MacBride; privándole a la población información que les pertenece y que puede llegar a afectar su futuro.

Conclusión

El Mundial es un evento que tiene innumerables beneficios como desventajas. El problema de el evento en Brasil, ha sido que su gobierno ha intentado cubrir las desventajas, lo cual sólo ha estimulado la inconformidad de su población.

Aunque sí se han cometido muchas injusticias en contra de la población y del medio ambiente brasileño, sólo con el tiempo se podrá determinar si haber hecho a Brasil el anfitrión del Mundial le favoreció o perjudicó.

Obras Citadas

– Amaral, Marina; Viana, Natalia “Brasil vs. the World Cup.” The Nation (2013). Web. Revisado el 22 de junio del 2014.

– Benavides, Sofía “La otra cara de la copa del Mundo: 250,000 desalojos en todo Brasil,” Infobae, 19 de enero de 2014. Web. Revisado el 20 de junio del 2014

– “Brazil say’s no to Fifa Jamboree.” News Statement (2013). Web. Revisado el 20 de junio del 2014.

– Fernandes Sofía; Macguire Eoghan “¿Quiénes son los verdaderos ganadores y perdedores del mundial?” CNN. 11 de junio 2014. Web. Revisado el 20 de junio del 2014.

– Fernández Muerza, Alex “Mundial de fútbol de Brasil: gol al medio ambiente.” Eroski Consumer. 23 de Junio 2014. Web. Revisado el 25 de junio 2014.

– Lissardy, Gerardo “¿Porqué se desinflan las protestas contra el Mundial en Brasil?” BBC. 17 de junio 2014. Web. Revisado el 22 de junio 2014.

– MacBride, Sean y otros. Un Solo Mundo, Voces Múltiples Comunicación e Información en Nuestro Tiempo. Fondo de Cultura Económica: México, 1987. Impreso.

– Marques, Simone “Brazil’s World Cup surveillance operation” Index. 11 de marzo 2014. Web. Revisado el 7 de julio 2014.

– “Mundial de Brasil 2014: Una fiesta (pero no) para todos” Dossier. Web. Revisado el 5 de julio.

– Onis, Juan “Brazil’s Troubles” World Affairs (2014). Web. Revisado el 10 de junio del 2014.

– Sankhe, Shraddha “Many Voices One World: An Analysis of the MacBride Report.” 26 de agosto 2011. Web. Revisado el 7 de junio del 2014.

– “Sean MacBride: 1904-1988 Perfil Biográfico y Académico” Infoamérica. Web. Revisado el 24 de junio del 2014.

– “Seán MacBride Biography”, Bio.A& E Television Networks (2014). Web. Revisado el 22 de junio del 2014.

– Tayob, Shaheed, “The 2010 World Cup in South Africa: A Millenial Capitalist Moment” Journal of Southern African Studies (2012). Web. Revisado el 18 de junio del 2014.

– Zirin, Dave “Brazil to FIFA: Enough is Enough” The Nation (2013). Web. Revisado el 16 de junio del 2014.

– “2014 Word Cup has Brazil under Massive Debt” Bloomberg News. 4 de febrero 2013. Web. Revisado el 5 de julio.

 

Comenta!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s