El Rol de la Mujer en el Periodismo Deportivo Mexicano: Nuevas Fronteras

Sumario

Se realizó una investigación sobre el rol que ocupa la mujer dentro del periodismo deportivo. Se ocupó una metodología mixta en la que se incluyó una encuesta a más de 50 personas  y entrevistas a tres profesionales de la materia. A partir de los resultados obtenidos, se ha comprobado que el rol de la mujer dentro del periodismo deportivo ha cambiado en los últimos años, pero se sigue en el proceso de tener una igualdad de género y de oportunidades.

Este es un trabajo de Óscar García realizado para la materia Investigación Aplicada de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México (7º Semestre, Mtro. Eduardo Portas, Verano 2020)

Descarga la investigación completa: Periodismo_Femenino_Garcia

  1. Título

    El rol de la mujer en el periodismo deportivo Subtítulo: Un acercamiento al rol de la mujer en el periodismo deportivo a través de  encuestas y entrevistas de experiencia

  1. Preguntas de investigación

  1. En la actualidad, ¿cuál es el papel de la mujer en el periodismo deportivo?
  2. ¿En los últimos 30 años ha cambiado el papel que se le da a la mujer en el periodismo deportivo?
  3. ¿Hoy en día, las mujeres tienen el mismo rol o importancia que los hombres en el periodismo deportivo?
  4. En los últimos 30 años, ¿cuáles han sido los cambios más notorios más de la mujer en el periodismo deportivo?
  5. ¿Las mujeres periodistas sienten un trato diferente de la audiencia comparado con los hombres periodistas?

 

  1. Objetivos de la investigación

  • Determinar el papel actualmente de la mujer en el periodismo deportivo.
  • Verificar si ha habido cambios en el papel de la mujer en el periodismo deportivo en los últimos 30 años.
  • Comprobar si las mujeres tienen el mismo rol e importancia que los hombres en el periodismo deportivo.
  • Resaltar los cambios que ha tenido la mujer en el periodismo deportivo.
  • Investigar si las mujeres periodistas sienten un trato distinto de la audiencia conforme a los hombres periodistas.

 

  1. Justificación de la Investigación

La presente investigación se enfocará en ver si en los últimos años ha cambiado el rol que ocupa la mujer dentro del periodismo deportivo. A su vez, ver que diferencias hay en comparación con los hombres, así como saber lo que piensa la audiencia sobre periodistas deportivas.

 

  1. Metodología

Para realizar la presente investigación que tiene como principal objetivo determinar el papel actualmente de la mujer en el periodismo deportivo, se ha decidido utilizar una metodología mixta, es decir, una técnica cualitativa y otra cuantitativa. La técnica cualitativa a realizar serán entrevistas de experiencia a al menos cinco periodistas deportivos. Para la técnica cuantitativa, se realizará una encuesta en la que se recopilaran al menos 50 respuestas.

 

  1. Resultados Esperados

  • Se comprobará que el rol de la mujer en el periodismo deportivo si ha cambiado en los últimos años, aunque no todavía de una forma en la que se pueda decir que reciben un trato igualitario al de los hombres.
  • Se obtendrá la idea de que la mujer es cosificada y que la participación en programas deportivos muchas veces es juzgada por su aspecto físico y no por el conocimiento que pueden aportar.
  • Se evidenciará una tendencia de exclusión hacia las mujeres y en algunos casos un ambiente machista que refleja diversas conductas y pautas de nuestra sociedad.

 

  1. Resultados Deseados

  • Se cambiará la construcción social que se tiene sobre la mujer en este ámbito.
  • Motivará a crear campañas frente a la lucha de cosificación de la mujer.
  • Se abrirán más oportunidades para la mujer en el periodismo deportivo sin importar su físico, sino su conocimiento.
  • Habrá programas deportivos en donde las participantes sean en su totalidad mujeres.

 

  1. Hipótesis

A comparación de los hombres, las mujeres en el periodismo deportivo son juzgadas más por su aspecto físico que por su conocimiento y tienden a tener menor oportunidad de obtener un papel protagónico en los distintos medios deportivos. En parte, esto es debido a la construcción social que se le ha dado a la mujer en este ámbito del periodismo.

 

  1. Problema Específico a Resolver (Problema de Investigación)

A pesar de que nuestro país busca una constante igualdad de género, esto no sucede en el campo del periodismo deportivo, puesto que predominan las informaciones y producciones masculinas.

Con esta investigación se busca seguir contribuyendo al cambio de ideología social que se tiene sobre la mujer dentro del mundo del periodismo deportivo, para así, en un futuro próximo, afirmar que tanto hombres como mujeres tienen la misma oportunidad dentro de este campo.

Aparato Crítico

Estado del Arte

Como menciona Nicole Cevallos Rueda (2019), en su trabajo Afectación de las rutinas periodísticas de periodistas deportivas mujeres de Quito por condicionantes ideológicas, jerárquicas, laborales y la presión social (2019), que a pesar de la preparación de las mujeres, la sociedad en la que se desarrollan no realiza de manera justa una distribución laboral para los profesionales, tomando en cuenta que los hombres se han visto beneficiados por esta sociedad. Sin embargo, tanto hombres como mujeres merecen el mismo trato justo en cualquier aspecto de la sociedad, una sociedad que no se vea marcada por el género de las personas, sino su preparación para cada puesto de trabajo. Debido a que la sociedad se ha visto identificada por creer que el fútbol solo se practica por los hombres, y, por ende, ellos son quienes deben relatarlo.

Nicole Cevallos recalca que no debería existir condicionantes, si es posible decirlo. Las condicionantes no solo afectan al periodista, sino al trabajo que realiza, por lo tanto, se puede decir que el género no sólo articula estos modelos de referencia, sino que también enmarcan campos de acción: en sus prácticas sociales concretas, los hombres y mujeres reproducen las representaciones de feminidad y masculinidad. Si una mujer está preparada, debe tener toda la apertura necesaria para trabajar en el medio que desee, con esto, no se trata de definir que, si una periodista desea trabajar en un medio definido, lo hará simplemente por tener un título, sino, que debido a la preparación que posee, tanto periodistas deportivas mujeres como hombres, deberán poder trabajar en medios importantes, sin llevar una discriminación en ámbitos laborales ni profesionales. Simultáneamente, se dice que las mujeres al abrirse espacios de trabajo en el periodismo deportivo cambian la manera en la que se organiza un medio.

Este problema va más allá de lo que se puede mencionar, porque no se trata solo de la formación que recibe la periodista para trabajar en un medio, sino, de la formación que recibe la audiencia para poder entender que una mujer puede amar, practicar e informar de manera excelente en el periodismo deportivo, como lo haría un hombre. No es solo el hecho de que se prepare a las profesionales, sino, prepararse la sociedad para adaptarse a aquello que no solía hacerlo, mencionando siempre el profesionalismo de las periodistas deportivas mujeres que dejan de lado cualquier tipo de condicionante, ya sea laboral, jerárquica e ideológica además de evitar dejarse llevar por la presión social que existe. Tanto mujer como hombre es un profesional digno de trabajar en el ámbito del periodismo deportivo, esto quiere decir, que el género no define la calidad de información que pueda presentar.

Reforzando lo mencionado con anterioridad, García Gómez en su texto La mujer en el periodismo deportivo (2017), comenta que todavía a día de hoy existe una idea generalizada de que las mujeres ‘no entienden de deportes y que el deporte es sin lugar a dudas un ámbito donde la mujer no ha alcanzado el nivel de reconocimiento del hombre. De hecho, la mayoría de puestos de responsabilidad en las federaciones deportivas están a cargo de hombres.

De acuerdo con Esther García, en el periodismo deportivo existe un tipo de machismo que exige a las periodistas ser además modelos de pasarela que prioriza el físico al talento. Es decir, priorizar la pantalla a una mujer bella que a un periodista más capaz. Es  algo que se puede comprobar día tras día en los programas deportivos, tanto informativos como de entretenimiento. En ellos, las presentadoras y colaboradoras suelen cumplir unos determinados requisitos, básicamente los de ser jóvenes y atractivas. Si se repara en las mujeres que forman parte del plantel de estos programas, todas ellas responden al prototipo de jovencitas, con cuerpo espectacular, llamativas. Sus atributos físicos tienen más importancia que sus cualidades como comunicadoras.

Los grupos mediáticos saben que su audiencia principal es de género masculino y utilizan a la mujer como reclamo. En la información deportiva se produce, por tanto, una cosificación de la mujer. El papel principal de muchas de las colaboradoras no es el de participar en las informaciones o contenidos del programa, sino el de actuar como reclamo a esa audiencia predominantemente masculina que consume los espacios deportivos. Por su parte, Paloma del Río (2017), menciona en el mismo texto de Esther García que no se debería valorar tanto la belleza femenina porque a un hombre no le miran la cara bonita para ponerlo a presentar. Está claro que sí es atractivo y tiene buena presencia suma puntos, pero habría que mirar la preparación, la inteligencia.

La invisibilidad del deporte femenino en los medios provoca la falta de referentes deportivos y ‘modelos a imitar’ entre las chicas, muchas de ellas futuras deportistas que se preguntarán si realmente merece la pena dedicarse a una profesión donde se valora tan poco el papel de la mujer y donde los logros deportivos femeninos pasan sin pena ni gloria por los medios de comunicación. (García Gómez, 2017, p.23).

Peschiera Chanamé comenta en su publicación El ejercicio profesional de la mujer dentro del periodismo deportivo (2016), que gran parte de los mass media tienen dentro de su contenido información deportiva. Muchos medios especializados en esta actividad pululan en la oferta mediática. En ese contexto, las periodistas se han ganado un lugar dentro de este campo profesional, dejando debilitados los estereotipos en torno a su género. Hoy somos testigos de la incursión de la mujer como productora, conductora, comentarista y reportera en el campo deportivo.

El periodismo deportivo […] no es para cualquiera que anda en la calle, sentarlo delante de una cámara, ponerlo delante de un micrófono o ponerlo a redactar. Obviamente no pueden, tienen que hacer una capacitación anterior. Y la mujer tranquilamente puede hacer una carrera muy grande, muy amplia, con una trayectoria inmensa y lograr un prestigio importante, siempre y cuando se capacite de manera permanente y tenga una actitud competitiva ante el medio o para el medio. No es una cuestión de sexos, es una cuestión de capacidad. (Covarrubias, 2009).

Ahora bien, las mujeres han tenido que asimilar el lenguaje y la jerga deportiva para comprender y transmitir la información. La mayoría de las profesionales cuidan mucho el vocabulario a emplear. Es decir, su práctica originó una serie de expresiones y esos vocablos, al multiplicarse y expandirse, formaron un idioma particular integrado a la actividad deportiva. Si el deporte ha podido subsistir y colocarse en los medios de comunicación en el lugar que ocupa, se ha debido que su actividad, su práctica, tiene un idioma particular para comunicarla.

Del lado opuesto a lo se ha comentado, vemos a Covarrubias en su trabajo El ejercicio profesional de la mujer dentro del periodismo deportivo, desde la visión de jefes, productores, periodistas, comentaristas y aficionados de Guadalajara, Jalisco (2009), comenta que la mujer no puede apasionarse por los deportes tanto como un hombre, pues su esencia de mujer, lo impide, para que la mujer logre este apasionamiento tendría que deshacerse de sentimentalismos y no incluirlos en sus juicios, aspecto que es imposible pues su naturaleza lo marca.

Una mujer no puede mostrarse indiferente ante el sufrimiento de alguien, por lo que si un deportista derrotado se muestra frágil y sensible, la mujer se le une y sus juicios no serán imparciales pues el sentimiento de lástima que siente por el deportista, le impedirá juzgar al individuo sin mostrarlo, esto se basa en lo visto en los distintos eventos deportivos que me ha tocado cubrir, es por ello que se mueve a la mujer a otras áreas, y si está en la de deportes, cubre secciones que tengan implícito el carácter sentimental. Esto con el hombre no pasa, él es capaz de juzgar al deporte por lo que es y decir si la actuación del sujeto fue buena o mala sin importarle si el deportista está llorando de tristeza.

Este hecho impide que una mujer pueda desarrollarse en el área del periodismo deportivo al igual que un hombre, porque una cualidad que debe tenerse en esta área es la imparcialidad y los sentimientos no permiten que esta se cumpla. (Covarrubias, 2009).

Por otro lado, para Covarrubias, los intereses de la mujer distan mucho de los del hombre, la cuestión familia siempre va a ser primordial para la mayoría de las mujeres, mientras que para el hombre su trabajo es lo principal, la mujer antepone a su familia ante todo sin importarle si su trabajo se ve afectado por esto, el hombre primero cumplirá con sus labores y luego se preocupara por la familia, pues piensa que cumpliendo en su trabajo podrá cumplir con las necesidades monetarias de su familia. Covarrubias (2009),concluye diciendo que es la misma mujer quien se limita y no se atreve a incursionar en ésta área por cuestiones y preferencias personales.

Scarione Avellaneda en su publicación Periodismo de taquito. La mujer en el periodismo deportivo (2013), retoma el análisis que hace Diana Maffia sobre los estereotipos, donde habla que estos mismos, marcan los comportamientos de las personas limitando su libertad y espontaneidad; a su vez asocian a cada sexo una serie de rasgos que los identifican, relacionando, generalmente, lo masculino con la competitividad, la agresividad y la independencia, y lo femenino con la sumisión, el orden y la pasividad.

También menciona que uno de los estereotipos más resistentes a cambios es el de considerar que hay deportes más apropiados para las mujeres y otros que lo son para los hombres. El deporte en sí, ha sido considerado por años como una práctica natural y propia del sexo masculino por tratarse de un espacio donde simbólicamente se expresan los rasgos que hacen al “verdadero hombre”. Lo femenino, por ende, lo emocional, las obligaciones familiares y reproductivas, se vuelven incompatibles con la característica naturaleza del deporte; pudiendo entonces hablar de una contradicción casi biológica entre las mujeres y el deporte, con la excepción de algunas prácticas deportivas.

De acuerdo con Victoria Scarione, la mujer, su cuerpo, y las actividades que podía desarrollar han tenido un tratamiento generalmente sexista en la sociedad occidental y en su modelo en relación con la práctica deportiva. Por otro lado, el estereotipo masculino, se identifica socialmente con la productividad, de la que se derivan conceptos como funcionalidad, resistencia, fortaleza física, desarrollo muscular, aspecto atlético.

Ya los pueblos primitivos utilizaban las actividades físicas y los juegos corporales para mostrar posiciones y valores de los hombres y de las mujeres frente a funciones personales y sociales que ya estaban diferenciadas: productividad y reproductividad. Los hombres exhibían su fortaleza y sus habilidades para la caza y la defensa del territorio y de la prole, mientras que las mujeres destacaban su belleza y mostraban sus mejores atuendos para atraer a aquellos que consideraban más fuertes, más sanos y más preparados. (Scarione, 2020, p.13).

Greer & Jones, comenta en The International Journal of Interdisciplinary Social Sciences (2012), que la audiencia de los medios prefiere a las mujeres analistas  cuando comentan sobre deportes femeninos. Las mujeres eran prácticamente ausentes en el rol de analista e incluso en deportes femeninos. A medida que nosotros como sociedad nos sintamos más cómodos y nos adaptemos a ver a las mujeres ofrecer comentarios y opiniones en medios deportivos, impulsará a la inclusión de la misma con mayor protagonismo. En un corto plazo, tal vez las mujeres irrumpirán en nuevos campos de juego en la radiodifusión deportiva.

En la investigación de Miloch, Pedersen, Smucker, & Whisenant, “The Current State of Women Print Journalists: An Analysis of the Status and Careers of Females in Newspapers Sports Departments” (2005), arrojó que que dos tercios de las mujeres periodistas deportivas tienen en algún momento de su carrera acoso sexual. Los desafíos que enfrentan estas mujeres podrían deberse en gran parte a la hegemonía masculinidad, que teoriza que los hombres, para mantener un sentido de dominio en el deporte, ejercen su autoridad sobre las mujeres. Esto ocurre en todos los niveles y todas las facetas de la industria del deporte y se mantiene a través de la subordinación y marginación del poder y acceso para las mujeres.

Siguiendo lo mencionado por Miloch y Pedersen, la masculinidad hegemónica también se mantiene a través de prácticas de contratación discriminatorias, oportunidades injustas de avance, pago, reconocimiento, acoso sexual, y una serie de otras actividades que ayudan a mantener el deporte como dominio de los hombres.

Las mujeres están constantemente subrepresentadas en los medios de comunicación mientras que los hombres continúan dominando, mientras que las oportunidades para las mujeres son reprimidas. Las pocas mujeres quienes han tenido éxito en los medios deportivos no disfrutan de la misma adulación como los hombres, y por lo tanto, la represión de oportunidades no se compensa por un respeto mutuo por sus logros. Aunque hay cada más mujeres cubriendo deportes, las mujeres han logrado avances limitados en el logro de roles influyentes dentro de este campo laboral del periodismo.

Marco Teórico

Para este rubro, he decidido basarme en el francés, Pierre Félix Bourdieu, uno de los más destacados representantes de la sociología contemporánea. Logró reflexionar sobre la sociedad, introdujo o rescató baterías de conceptos e investigó en forma sistemática lo que suele parecer trivial como parte de nuestra cotidianidad. Al final de su vida se convirtió, por su compromiso público, en uno de los principales actores de la vida intelectual francesa. Su pensamiento ha ejercido una influencia considerable en la conciencia humana y social, en especial de la sociología francesa de posguerra. Caracterizó su modelo sociológico como “constructivismo estructuralista”.Su sociología reveladora ha tenido críticos que lo acusan de una particular visión determinista de lo social.

Para Bourdieu, el conflicto no se reduce únicamente a los conflictos entre clases sociales, tal como proponen los análisis marxistas. Su obra está dominada por un análisis sociológico de los mecanismos de reproducción social. Bourdieu hace hincapié en la importancia del capital cultural y simbólico en esta reproducción y critica la primacía otorgada a los factores económicos. Quiere destacar que la capacidad de los agentes en posición dominante para imponer sus producciones culturales y simbólicas desempeña un papel esencial en la reproducción de las relaciones sociales de dominación. Lo que Pierre Bourdieu llama violencia simbólica, que define como la capacidad de hacer caso omiso de la arbitrariedad de la producción simbólica, y por lo tanto para ser aceptado como legítimo, es de gran importancia en su análisis sociológico.

Bourdieu ha desarrollado una teoría de la acción, en torno al concepto de habitus, que ha ejercido gran influencia en las ciencias sociales. Esta teoría trata de demostrar que los agentes sociales desarrollan estrategias, sobre la base de disposiciones adquiridas por la socialización, el bien y el inconsciente, se adaptan a las necesidades del mundo social. Su trabajo está ordenado en torno a una serie de conceptos rectores, entre otros: el habitus como principio de acción de los agentes, campos como ámbitos de competencia social y violencia simbólica, como mecanismo fundamental de imposición de las relaciones de dominación.

​Sus obras han sido traducidas a dos docenas de idiomas y han afectado toda la gama de disciplinas en las ciencias sociales y las humanidades. También se han utilizado en pedagogía.Varios de sus trabajos son considerados clásicos, no solo en sociología, sino también en antropología, educación y estudios culturales.

La Distinción: Una crítica social del juicio, su obra más conocida e influyente, se encuentra entre las diez obras más importantes del siglo XX en el clasificación establecida por la Asociación Internacional de Sociología.​ Las Reglas de Arte, también ha afectado significativamente a la sociología, la historia, la literatura y la estética.

Principales Conceptos Teóricos

 

1.    Habitus Son disposiciones o esquemas de obrar, pensar y sentir asociados a la posición social.​

El habitus hace que personas de un entorno social homogéneo tiendan a compartir estilos de vida parecidos, pues sus recursos, estrategias y formas de evaluar el mundo son parecidas.

Es la subjetividad socializada, es la generación de prácticas que están limitadas por las condiciones sociales que las sostienen, es la forma en que las estructuras sociales se graban en nuestro cuerpo y nuestra mente, y forman las estructuras de nuestra subjetividad

El éxito o el fracaso de los individuos en los campos en los que entran dependen de su habitus y de su capital.

 

Akal, G. (2017, 27 julio). Habitus. Pierre Bourdieu |. Recuperado 17 de junio de 2020, de http://www.nocierreslosojos.com/bourdieu-pierre-habitus/
2.    Campo dominante y dominado Bourdieu hace hincapié en la importancia de la lucha y el conflicto en el funcionamiento de la sociedad. Estos conflictos se llevan a cabo principalmente en distintos ámbitos sociales, enraizados en sus respectivas jerarquías, y se basan en la oposición entre los agentes dominantes y dominados.

El campo es base de:

–       La existencia de un capital común (conocimientos, habilidades, poder, etc.). Por tanto se produce:

–       La lucha por su apropiación. Las personas con un interés común se movilizan para lograr sus objetivos. Por eso:

–       Los campos son dinámicos, no estáticos.

–       Producen una jerarquización entre quienes detentan el capital y aquellos que aspiran a tenerlo.

–       Existen dos niveles de análisis posibles: sincrónico y diacrónico

Joignant, A. (2012). Habitus, campo y capital. Elementos para una teoría general del capital político. Recuperado de http://www.scielo.org.mx/pdf/rms/v74n4/v74n4a3.pdf
3. Condicionamiento –       Analogía del “juego social”.

–       Doxa (opinión o punto de vista).

–       Existen ciertas reglas y casillas por las que te puedes mover, según tu posicionamiento y la pieza que te toca jugar. Te limita estar en cierta posición pero, dentro de lo posible, cada uno es capaz de decidir su propio movimiento.

La sociología de Pierre Bourdieu. (2006). Recuperado de http://www.reis.cis.es/REIS/PDF/REIS_076_06.pdf

 

 

Relación con mi objetivo

La relación entre la estructura y el individuo son Interacciones, en donde el papel del habitus, Bourdieu lo definió como un conjunto de patrones maestros básicos, profundamente internalizados que pueden gobernar y regular los procesos mentales sin ser detenidos conscientemente y controlado. Se pueden identificar dos componentes del habitus: el ethos y el hexis.

El “ethos” explica los valores fundamentales de los agentes: designa un conjunto de disposiciones objetivamente sistemáticas con una dimensión ética, un conjunto de principios prácticos. Esto significa que uno puede ser capaz de responder en la práctica a situaciones en las que están en juego dimensiones éticas sin ser inmediatamente capaz de responder a problemas éticos: “haciendo preguntas, interrogando, uno obliga a las personas a pasar del ethos a la ética.

En cuanto al “hexis” como la encarnación del habitus, esto significa que los gestos, marcha, postura, caminar, hablar y todas las diversas formas de usar el cuerpo y portarse uno mismo, es la expresión del cuerpo hexis. En muchos casos, uno elige naturalmente lo que hace.

Siguiendo a Bourdieu argumentamos que los intereses de los  periodistas deben entenderse dentro de la articulación entre habitus y el doxa del campo. Esta intersección da forma a sus intereses y explica la forma en la que los periodistas eligen y tratan las noticias.

El habitus es la sociedad inscrita en el cuerpo, en el individuo biológico. (Pierre Bourdieu, 1970).

El trasfondo de la mujer que se dedica a ser periodistas deportivos, hace que sus disposiciones impacten en la naturaleza de sus experiencias laborales. El modelo de campo de Bourdieu explica cómo se establece, hereda y se ha mantenido.

La estructura de poder está en la base de la discriminación y la violencia simbólica que enfrentan muchas mujeres periodistas en las interacciones cotidianas en su trabajo. Esto significa que tenemos que entender las relaciones entre los medios sociales de los periodistas, sus antecedentes, experiencias y sus condiciones de trabajo.

Como vemos, las mujeres en el periodismo deportivo necesitan dar forma a su trabajo de acuerdo con la doxa masculina, en la que la mayoría de veces tienen que seguir, resistir, rechazar,o ajustar su comportamiento a ello, lo que habla de una desigualdad en este campo laboral del periodismo.

Bourdieu, concibió el campo como un universo parcialmente autónomo, un “campo de fuerzas” con luchas simbólicas. En cada campo, el grupo social dominante impone una doxa específico: un conjunto de creencias sociales o prácticas, de entendimientos compartidos vistos como ajenos a la crítica.

Este punto de vista define los valores centrales y las creencias indiscutibles que vinculan a los agentes de un campo. Un ejemplo es la adhesión a un orden social, la cual se acepta como evidente, se da por sentado y naturalizado.

El periodismo deportivo es parte de el campo del periodismo y puede analizarse como un subcampo que tiene su autonomía y un doxa específico.

Para tener acceso a un campo, uno debe pagar entradas. (Bourdieu, 1980).

En el subcampo del periodismo deportivo estas cuotas consisten en la creencia de que el periodismo deportivo y las competencias deportivas son importantes. El conocimiento de saber cómo funcionan, cuáles son los eventos deportivos más importantes, las celebridades, y aspectos técnicos, etc. Para comprender el orden simbólico del periodismo uno debe identificar el doxa del campo, debido a la ortodoxa / heterodoxa explícita de valores en las noticias que forman parte de la esfera del juicio periodístico. En cuanto a lo implícito, son los valores de las noticias tóxicas y silenciosas que forman parte de la esfera del doxa periodístico.

Además, los campos transforman las luchas sociales entre agentes en relaciones simbólicas, significativas y naturalizar la dominación, especialmente del hombre. Como consecuencia, las mujeres periodistas deportivas luchan por la aceptación y la credibilidad que puede verse como una lucha simbólica dentro del campo del periodismo en la materia deportiva. Es bastante difícil cambiar las interacciones en el trabajo porque permanecer en un lugar específico en el periodismo deportivo requiere las propiedades correctas, ya que el periodismo deportivo históricamente, es un territorio masculino relacionado con el comportamiento masculino y dirigido al hombre. Por lo tanto, las mujeres han tenido que pagar altas tarifas de entrada y que sus condiciones de trabajo son más difíciles, al menos simbólicamente.

Analizar el campo del periodismo deportivo nos permite localizar a las mujeres, gracias a sus experiencias personales en contextos específicos. Usando la teoría de Bourdieu, podemos demostrar que las periodistas deportivas, si se adhieren a la opinión de la construcción social que se tiene sobre ellas, podría seguir siendo una especie de rara en el campo y la verdad es que esto lástima al periodismo deportivo, por pensar que lo masculino debe predominar sin importar las situaciones. Controlar la doxa está en la base de la violencia simbólica que excluye a las mujeres de los rangos superiores de la profesión.

El concepto del ‘capital’ de Bourdieu (1979), puede ayudar a explicar la subrepresentación de las mujeres y la persistencia de las jerarquías de género en el campo de los medios. En el campo de los medios, puestos están en juego y están determinados por la asignación de una forma específica de capital.

Los periodistas con el capital específico más alto pueden controlar la doxa del periódico, de seleccionar los temas a tratar, tienen poder sobre el acceso a importantes posiciones y son capaces de valorizar o menospreciar el trabajo de sus colegas, en dónde la mayoría de veces son las mujeres.

En periodismo, las expresiones lingüísticas siempre se producen en contextos particulares, en donde las propiedades de estos mercados dotan a los productos lingüísticos con un cierto valor. La cultura deportiva también puede considerarse un tipo de capital dentro del subcampo del periodismo deportivo y puede profundamente dar forma a las experiencias laborales de las mujeres.

Los que hablan de igualdad de oportunidades olvidan que en los juegos sociales no hay juego limpio. (Pierre Bourdieu, 1970).

Según Bourdieu, el individuo se desarrolla dentro de relaciones (la familia y la escuela) antes de entrar en diversos campos sociales (como instituciones y grupos sociales), en los cuales expresan y reproducen de forma constante su habitus. El éxito o el fracaso de los individuos en los campos en los que entran dependen de su habitus y de su capital.

Cada campo posee un conjunto de normas que refleja el habitus del grupo, hasta el punto de que se da por hecho que tales normas son de sentido común. Las personas obtienen reconocimiento por su capital simbólico y su valor dentro del campo. Esto en el periodismo deportivo, lo podemos ver reflejado con la oportunidad que tiene la mujer y el papel que se le da por la ya mencionada construcción social que se tiene. La sociedad marca el éxito y aceptación  de los periodistas por su veracidad en la información, pero influye mucho la educación de la propia sociedad, la cual muchas veces hemos visto que juzga enalteciendo la belleza o lo físico sobre el conocimiento. Me parece que México es un claro ejemplo, en el que se observa que hay muy poca capacidad de analizar y juzgar al periodista deportivo.

Resultados (Ver PDF al principio de este texto)

Gráfica 1: Sexo de los encuestados.

Esta gráfica nos muestra que se obtuvo más respuestas del sector femenino, con un 55%.

Gráfica 2: Edad de los encuestados.

Esta gráfica mostró que un 45% de los encuestados tienen entre 18 a 24 años, mientras que un 25% tienen entre 25 a 34 años. Los restantes tienen de 35 años en adelante.

Gráfica 3: Ocupación de los encuestados. 

Esta gráfica muestra que la ocupación de los encuestados predomina el ser estudiante con un 40%. Le sigue el ser empleado con un 33%.

Gráfica 4: Promedio de un programa deportivo en donde haya presencia de la mujer.

Esta gráfica muestra que el 61.7% de los encuestados sólo ve un programa deportivo con la presencia de la mujer 1 o 2 veces a la semana.

Gráfica 5: Cosificación de la mujer en el periodismo deportivo.

Esta gráfica muestra que el 95% de los encuestados piensan que la mujer es cosificada en el periodismo deportivo.

Gráfica 6: Opinión sobre si la cosificación de la mujer sólo ocurre en México.

Esta gráfica nos muestra que la mitad de los encuestados están en desacuerdo de que la mujer es cosificada sólo en México.

Gráfica 7: Opinión de los encuestados sobre si la mujer tiene las mismas posibilidades de destacar en el periodismo deportivo como los hombres.

Esta gráfica nos muestra que el 56.6% de los encuestados está en desacuerdo o extremadamente en desacuerdo sobre la posibilidad de que la mujer destaque más que el hombre en el periodismo deportivo.

Gráfica 8: Opinión de los encuestados sobre si el aspecto físico de la mujer importa más al espectador que el propio conocimiento.

Esta gráfica nos muestra que más de la mitad de los encuestados creen que al espectador de programas deportivos le importa más el físico de la mujer que su propio conocimiento.

Gráfica 9: Opinión de los encuestados sobre si debería de haber más programas deportivos con la presencia de la mujer.

Esta gráfica nos muestra que todos los encuestados creen que debería de haber más programas deportivos con la presencia de la mujer.

Gráfica 10: Opinión de los encuestados sobre si la mujer ocupa un rol más secundario que protagónico en los programas deportivos.

Esta gráfica muestra que todos los encuestados coinciden en que la mujer tiene un rol más secundario que protagónico en los programas deportivos.

Gráfica 11: Opinión de los encuestados sobre si hay igualdad de género en el periodismo deportivo.

Esta gráfica muestra que todos los encuestados creen que no hay igualdad de género en el periodismo deportivo.

Gráfica 12: Opinión de los encuestados sobre si ha cambiado el rol de la mujer en el periodismo deportivo en los últimos 30 años

Esta gráfica muestra que el 89.9% de los encuestados piensa que el rol de la mujer si ha cambiado en los últimos 30 años.

Gráfica 13: Opinión de los encuestados sobre si la mujer ya tiene más oportunidad dentro del periodismo deportivo.

Esta gráfica muestra que la mayoría de los encuestados piensa que la mujer ya tiene más oportunidad dentro del periodismo deportivo.

Tabla 1
Matriz de análisis de las dos preguntas abiertas de la encuesta realizada sobre el rol de la mujer en el periodismo deportivo (24 de junio del 2020)

 

Pregunta Frase (s) representativa
1)¿Cuál crees que sea el mayor reto al que se enfrenta la mujer dentro del periodismo deportivo? “La falta de oportunidad y como se le trata”,

“Machismo”, “Al machismo”, “A que se le juzgue solamente por su físico y no por su mentalidad”, ” No ser vista como un objeto sexual para llamar la atención”, “Ser considerada por sus conocimientos y no por su físico”, “El machismo que sigue existiendo en ciertos medios de comunicación”, “La cosificación”, “El ser reconocidas por su conocimiento en el deporte”, “Una adecuada documentación, ser objetivos (sin mezclar sus preferencias hacia equipos a los que siguen como fan)”, “Que se cree que solo los hombres pueden tener este rol y que solo es utilizada por su físico y no por el talento en sí”, “No vender su cuerpo para subir”, “Ser tratadas como periodistas profesionales y no como mujeres que sólo buscan salir a cuadro. Igualmente, no sé qué tan respetadas sean por sus compañeros de trabajo, así como por sus espectadores y también me imagino que es todo un reto lograr que te tomen en serio dentro de un mundo dominado por hombres, no sólo en el periodismo sino también en los deportes”, “El sexismo”, “Que el porcentaje de hombres contratados es mucho mayor y para las mujeres es muy importante el físico, cuando para los hombres no”,”Paradigmas de la sociedad”, “Demostrar que pueden saber tanto o más que cualquier hombre sobre deportes”,”La absurda sexualización en sus intervenciones”, “El reconocimiento y respeto de sus compañeros de trabajo”, “Hacen que la sexualización de su imagen sea más importante que su conocimiento”, “Que su opinión no sea respetada ni tomada en cuenta, debido a ser mujer”, “A la cultura que predispone a los hombres (generalmente) a pensar que por ser mujer “no sabe” de deportes – y es un estereotipo súper difícil de romper pues desde chiquitos se inculcan esas ideas”, ”El camino fácil de llegar por su físico y no ser tomada en cuenta intelectualmente por lo mismo a la hora de opinar, o no salir del rol de leer tuits y cosas absurdas”, “Mismas oportunidades. Me encantaría ver más como Marion Reimers”, “Apertura”, “La aceptación por parte del espectador”,  “Que sea vista más como un objeto y no la tomen en cuenta por lo mismo

machismo”, “A que se le ponga siempre en un papel secundario, como si fuese una modelo, y se valore más su físico que su conocimiento”, “Que el machismo sigue presente en la vida del mexicano con ideologías retrógradas que influyen a que se siga dando casos de desventaja en equidad de género hacia las mujeres, por lo que siento que en este tema el mayor reto que enfrentan las mujeres es ser protagonista dentro del periodismo deportivo, sin estar a la sombra del hombre o en segundo lugar”, “La falta de oportunidad para incursionar en esta profesión”, “Ser atractiva para salir en la tv”,

“Dejar de ser tomada en cuenta por su físico y empezar a lucir por sus habilidades periodísticas”, Ser tomada en serio”, “El machismo, el acoso”, Que la tomen en serio”,

“Enfrentarse con el machismo que rodean los medios, específicamente unos medios en los que a lo que refiere en deportes, existe esta idea de que ciertos deportes son para hombres”.

 

2) ¿Cuáles han sido los cambios más notorios del papel de la mujer en el periodismo deportivo? “La mayor presencia de la mujer en programas deportivos”, “Los roles que toman, es decir, papeles protagónicos que cada día se ven más mujeres en ellos”, “Mayor participación y mejor preparación”, “Que hoy por lo menos tiene un papel”,  “Hay más oportunidad de que destaquen”, “La apertura a la voz de debate tomada en serio”, “Más interacción en programas deportivos”, “Mayor participación en documentales, incluso a nivel de cancha”, “Algunas apariciones en programas de deportes”, “ahora existe la presencia de las mujeres antes no”, “Ya hablan y no la tienen de adorno”, “Simplemente su presencia en programas de análisis o coberturas de diversas disciplinas; ya ves más mujeres entre un grupo de varios hombres, pero aún no hay equidad puesto que entre varios hombres, sólo suele haber una mujer. Me parece que hace falta más representación”, “Se ve más presencia e inclusión, como que se les “permite” hacer comentarios más relevantes”, “Hay más reporteras en eventos deportivos”, “Hay más oportunidades, no las que debería pero han aumentado”, “Creo que ha habido un intento de equilibrio de género en distintos programas, pero sigue sin ser suficiente”,

Han aumentando la cantidad de mujeres involucradas, pero desgraciadamente su papel no ha cambiado mucho” “Se percibe más en el ámbito académico que en el profesional”, “Empiezan a darles roles más importantes en cuanto a reportajes”, “Cada vez se puede observar a más mujeres en los programas deportivos teniendo papeles cada vez más importantes”, Creo que cada vez hay más mujeres a las que sí se les reconoce como expertas en deportes y es más frecuente que ya no las hagan vestir de manera “sexy”, “Roles más protagónicos”, “Ya hay mujeres narrando partidos o en mesas de debates con otros hombres”, “Mayor participación”, “La inclusión en la narración de partidos”, “Que ha adquirido un rol más protagónico aunque todavía falta mucho por hacer”, “Poco a poco se han visto más mujeres que ocupan los espacios deportivos demostrando un gran conocimiento del tema y mucho profesionalismo”, “Que ya ves más mujeres en este ambiente laboral”, “Hay más presencia”, “Su preparación”, “Que salen más en la tv”, “Algunas ya tienen su propia sección sin tener hombres presentes”, “El no sexualizar a la mujer frente a una cámara”, “Están teniendo más voz al igual que en el deporte están teniendo más audiencia”

 

Tabla 2
Matriz de análisis de las entrevistas realizadas a diferentes periodistas deportivos sobre el rol de la mujer en el periodismo deportivo

 (24 de junio del 2020)

 

Mariana Anzorena: Maestra de la Universidad Iberoamericana que trabajó durante más de 10 años en Milenio como reportera en Récord como jefa de informativos.

María del Valle: Periodista deportiva de Fox Sports desde hace más de 8 años. Participa en programas como conductora de Central Fox y Lo mejor de Fox Sports.

Tony Valls: Periodista deportivo de Fox Sports con una trayectoria de más de 10 años en los medios. En su trayectoria cuenta con coberturas de Liga Mx, Champions League, Juegos Olímpicos, Mundiales.

 

Pregunta/Concepto Frase (s) representativa

 

1)    Experiencia laboral en el periodismo deportivo Mariana Anzorena: “ Era un mundo de hombres, éramos sólo 2 mujeres en un área donde trabajan mínimo 20”.

María Del Valle: “ Al inicio de mi carrera yo era la única mujer, ahora eso ha cambiado”.

Tony Valls: “Recuerdo que cuando empecé eran contadas las mujeres que trabajaban en esta área”.

2)    ¿Hay machismo en el periodismo deportivo? Mariana Anzorena: “Si, totalmente… en mi experiencia lo viví”.

María del Valle: “Creo que sí pero eso era antes ahora no lo veo tanto así”.

Tony Valls: Me parece que los tiempos han cambiado y hoy en día si llega a existir se toman acciones, algo que en el pasado no era así”.

3)    ¿Hay diferente trato a la mujer en el periodismo deportivo? Mariana Anzorena: “Si, en en el sentido de que muchas veces se le trata como un objeto y se busca siempre a la más guapa aunque no sepa de deportes, caso que en los hombres no es así”.

María del Valle: “No se si trato diferente pero si hay menos oportunidades”.

Tony Valls: “Hoy en día me parece que vemos una igualdad en muchos programas en donde tanto hombre como mujer son los que destacan, eso de hacer menos a la mujer ya quedó en las generaciones pasadas”.

4)    Cosificación de la mujer en el periodismo deportivo Mariana Anzorena: “Si vas a salir a cuadro sin duda si pasa, se trata como un objeto y se busca a la bonita, aunque ahora también ya se busca que también sepa de deportes pero hace 20 años sólo importaba el físico”.

María del Valle: “Ha cambiado eso, pero no ha quedado atrás y creo que es un caso incluso a nivel mundial pero se nota el atraso de los países más machistas”.

Tony Valls: “La mujer ha escalado mucho y me parece que al final los canales cosificaban a la mujer por la construcción social que existía, eso ha cambiado y también no hay que engañar a nadie, la televisión siempre busca vender imagen”.

5)    ¿Ha avanzado el rol de la mujer en el periodismo deportivo? Mariana Anzorena: “Si claro!, hoy vemos a incluso cronistas en partidos, cosa que era improbable en los 80 o 90”.

María del Valle: “Totalmente, hoy vemos a muchas chicas trabajando en esto. Simplemente aquí en Fox, somos minimo unas 10 chicas que ya salen al aire, pero sumale a las editoras, productoras y la gente de redacción”.

Tony Valls: “Si, hoy se ven casos como Marion Reimers que es una líder de opinión del periodismo deportivo en general, vemos a muchas mujeres capaces. Los tiempos han cambiado para bien”.

   
6)    ¿Por qué se le ataca a la mujer en el periodismo deportivo? Mariana Anzorena: “Como antes no era un lugar para las mujeres, el espectador muchas veces sigue pensando que no deberían estar ocupando esos puestos, que son para los hombres, pero eso afortunadamente ya casi no sucede”.

María del Valle: “Creo que son descalificaciones de género, más si te gusté o no como lo hace la mujer, se tiene que respetar. Pero muchas veces recibes comentarios por tu belleza que por lo que comentaste o también muchas veces te mientan la madre y te dicen que no sabes… que qué haces aquí”.

Tony Valls: “ La mujer tiene una presión constante de demostrar que sabe de deportes. Al más mínimo error la gente la acaba y si pasa con un hombre muchas veces se le perdona y eso la verdad no lo entiendo pero esta muy mal”.

7)    ¿Cuál es el futuro de la mujer en el periodismo deportivo? Mariana Anzorena: “Creo seguiremos avanzando y habrá más niñas que sueñen con ser periodistas deportivas, pero esto sólo sucederá si las mujeres de hoy tienen esas oportunidades”.

María del Valle: “Seguirán avanzando las oportunidades y la igualdad de género, habrá más mujeres en la mesa del debate deportivo porque también hoy a las mujeres les interesa el ver deporte, ya no es cosa sólo de hombres”.

Tony Valls: “Los estereotipos e ideologías del siglo pasado se irán y la mujer cada vez podrá destacar más en este ámbito”.

8)    ¿Los hombres menosprecian a la mujer en el periodismo deportivo? Mariana Anzorena: “Si, lo he visto pero no todos, es una cosa muy generacional”.

 

María del Valle: “Hay hombres que lo hacen pero como paternalismo y tampoco queremos ser vistas así, sino iguales. Pero cada vez hay más jóvenes que ya tienen otra perspectiva y una mirada de equidad”.

 

Tony Valls: “En mi caso no, pero si hay algunos que las menosprecian e incluso ellos mismos las cosifican, pero me parece que cada vez hay más una igualdad de género”.

9)    ¿El futbol femenil ha ayudado a una mayor participación de la mujer en el periodismo deportivo? Mariana Anzorena: “Sin duda, ha sido una plataforma para darle voz a la mujer y cada vez toma más fuerza”.

María del Valle: “Me parece que sí, aunque no creo que sea sólo lo único que haya generado mayor participación de la mujer en el periodismo deportivo”.

Tony Valls: “Sí, de hecho varias reporteras o chicas de redacción han tenido chance de poder tener otro rol gracias al futbol femenil, pero también en otros deportes, donde hoy por hoy destaca igual que el hombre.

 

Interpretación de Resultados

En la actualidad el periodismo deportivo es una de las ramas más demandantes del periodismo, la competencia para tener un puesto en este ámbito es muy alta y las personas que logran conseguirlo, en su mayoría son hombres y muy rara vez podemos ver a una mujer en este entorno.

A pesar de que nuestro país busca una constante igualdad de género, esto no sucede en estos campos puesto que predominan las informaciones y producciones masculinas. Esto se debe a que no estamos acostumbrados a ver que la mujer tenga la misma participación y oportunidades que un hombre. En los programas deportivos, el papel que se le ha empezado a dar a la mujer es una función muy básica, vemos cómo las ponen para algunas cápsulas, hacer color en algún evento con el público, manejar las redes sociales y por supuesto, utilizarla para el agrado del espectador que sea una mujer bella físicamente, sin importar cuales sean sus capacidades y cualidades.

Así en este entorno, (históricamente integrado por hombres), se evidencia una tendencia de exclusión hacia las mujeres y en algunos casos un ambiente machista que refleja diversas conductas y pautas de nuestra sociedad.

Ha sido una gran oportunidad investigar sobre este fenómeno debido a que es un tema que se escucha y se conoce muy poco. Frecuentemente, las personas no se dan cuenta de lo que puede llegar a vivir una periodista en este ámbito, el cual se ha caracterizado  como un espacio sólo para hombres por mucho tiempo. 

Una vez finalizada nuestra investigación cualitativa (entrevistas a profesionales) y cuantitativa (encuestas), interpretamos que así como se mencionó en nuestro estado del arte y nuestro marco teórico, la mujer en el periodismo deportivo a lo largo de los años ha tenido un rol secundario, en dónde muchas veces se le ha cosificado y se le ha evaluado de acuerdo a su físico y no su conocimiento.

Una característica constante en los medios, es que a las mujeres no solo se les exige ser buenas profesionalmente, estar preparadas (y se les deja pasar menos errores), sino que deben cumplir unos estándares estéticos que, en ningún país, deben cumplir sus colegas masculinos.

Sin embargo, ciertos temas que resultan complicados y controversiales como son los estándares de belleza, y nociones de apariencia física, es un tema poco hablado y discutido; omitiendo su importancia al evidenciar una clara discriminación en un ámbito muy visto y popular.

Este fenómeno se explica desde actitudes y nociones bien arraigadas e incrustadas en nuestra sociedad, en donde desde la antigüedad la mujer ha sido admirada por su belleza y ha sido símbolo de sensualidad y objeto de deseo.

Esto se ha exacerbado en los medios de comunicación que utilizan esta imagen y percepción para generar impacto visual y captar la atención de la gente. Lo mismo se puede decir en el caso de la mujer en el periodismo deportivo, en donde además el consumo está compuesto por hombres en su mayoría, resultando un método atractivo y conveniente de captar la atención de los consumidores de contenidos deportivos. Con todo esto  cabe cuestionarnos las repercusiones que tienen estas prácticas que muchas veces acentúan la discriminación y se traducen en actitudes denigrantes para mujeres capaces y profesionales que como los hombres quieren destacar en el ámbito periodístico.

Esto lo vemos reflejado con lo mencionado en el Marco Teórico en dónde se ocuparon los conceptos de Bourdieu, dónde nos da entender que como en toda situación, existe un campo dominante y dominado.

En este caso, el dominante son los medios de comunicación, los espectadores y los hombres en el periodismo deportivo. Estos últimos mencionados a lo largo de los años han tenido más facilidad de destacar en el periodismo deportivo y a la vez, muchos de ellos han criticado a sus propias compañeras por el hecho de que socialmente tiene fama de ser un sector masculino, pero que en los últimos 20 años ha comenzado a tomar más fuerza la voz femenina y hoy en día se ve reflejado con la presencia de mujeres que buscan posicionarse dentro de este rubro del periodismo.

Gracias a las encuestas realizadas a 69 personas, y las entrevistas realizadas a tres expertos, podemos interpretar que la mayoría piensa que la mujer es cosificada, pero no sólo en México, que esto ocurre en otros países, lo que lo vuelve un problema global. También, se piensa que la mujer tiene menos posibilidad de poder destacar en el periodismo deportivo que un hombre.

Y que para más de la mitad de la audiencia de los programas deportivos, les importa más el físico de la mujer que si tiene capacidad periodística para estar ahí. Aquí entraría el concepto de Bourdieu   ‘habitus’, para ubicar la estructura social que se tiene y que eso provoca una subjetividad en general.

Un dato contundente y duro, es que todos creen que no hay igualdad de género en este campo del periodismo, pero también en los últimos 30 años, el rol de la mujer ha evolucionado para bien y es posible que las mujeres puedan tener más oportunidad en el periodismo deportivo.

La analogía del juego social o la opinión que se tiene es sumamente importante y esto va con la educación que la sociedad adquiere desde sus primeros años de vida. Es por eso que hace 30 años no veíamos tanto a la mujer en el sector deportivo, por la ideología social que se tenía. Actualmente, los tiempos han cambiado y esto ha dado cambios drásticos en estas ideologías.

Hoy la mujer tiene más facilidad de que la tomen en cuenta en cualquier sector que antes era casi imposible pensarlo. El machismo sigue ahí, pero poco a poco ha ido desapareciendo y esto está provocando que la igualdad de género se comience a ver en los medios deportivos.

Antes la discriminación era tan drástica, que la mujer no podía ocupar una silla en las redacciones, no podía ganar lo mismo o más que un hombre, no podía salir a reportar, no podía hablar sobre deportes o era vista muy rara sí ellas eran las que lo veían. El yacimiento de figuras deportivas y de apoyo al deporte femenino ha sido un arma fundamental para que las mujeres que soñaban con ser periodistas enfocadas en el deporte, pudieran tener una oportunidad. Un ejemplo es el futbol femenil, el cual está dando mayor cabida a mujeres en los medios, pero que también este mismo deporte comienza a tener números de audiencia similares y veces mayores a los eventos deportivos masculinos. El campo dominante y el dominador tal vez siga inclinándose hacia los hombres, pero en un futuro no muy lejano esto pueda cambiar, pueda equilibrarse, lo cual esperemos que sea así, por el bien del deporte, la equidad e igualdad de género.

Al final, es una lucha que para acabar con ella, cada uno tiene que poner de su parte. Dejar atrás los estereotipos e ideas clasicistas, pero no sólo para el periodismo deportivo, sino para toda una sociedad que en pleno siglo XXI es muy decepcionante que se sigan viendo este tipo de casos. se  ha avanzado de manera lenta a través de los años en este aspecto. El poder posicionarse ha sido un reto para muchas mujeres que sueñan con esta profesión, aunque hoy en día ya podemos ver mayor presencia femenina en programas deportivos, en donde poco a poco las han ido tomado en cuenta.  Sin embargo, se tienen que seguir trabajando ciertas desventajas que aún se tienen en el periodismo en general y así poder obtener una igualdad de género en este campo.

Asimismo, se sigue teniendo esa lucha continua de querer modificar el estereotipo que la sociedad ha construido durante estos años. 

Conclusión

Al finalizar esta investigación, se han cumplido los objetivos planteados, en dónde se ha concluido que en los últimos 30 años si han habido cambios en el papel de la mujer en el periodismo deportivo, se han resaltado los cambios más importantes en el rol que ocupa la mujer y la percepción que la mujer tiene sobre el trato distinto que la audiencia le da. En el siguiente trabajo a investigar se debe tomar en cuenta el proceso que se ha tenido y verificar si han surgido cambios importantes en el periodismo deportivo en donde esté involucrada la mujer. 

Referencias

Akal, G. (2017, 27 julio). Habitus. Pierre Bourdieu |. Recuperado 17 de junio de 2020, de http://www.nocierreslosojos.com/bourdieu-pierre-habitus/

Cevallos Rueda, N. (2019). Afectación de las rutinas periodísticas de periodistas deportivas mujeres de quito por condicionantes ideológicas, jerárquicas, laborales y la presión social. Revista ComHumanitas, 10(2), 99-126. https://doi.org/10.31207/rch.v10i2.206

Covarrubias, R. (2009). “El ejercicio profesional de la mujer dentro del periodismo deportivo, desde la visión de jefes, productores, periodistas, comentaristas y aficionados de Guadalajara, Jalisco”.  http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=199520330056

García Gómez, E. (2017). La presencia de la mujer en el periodismo deportivo. Universitat Oberta de Catalunya, 1-76. Recuperado de http://openaccess.uoc.edu/webapps/o2/bitstream/10609/65945/6/egarciagomezTFG0617memoria.pdf

Greer, J., & Jones, A. (Eds.). (2012). The International Journal of Interdisciplinary Social Sciences (6.a ed., Vols. 6-8). West Alabama, United States of America: Common Ground. https://doi.org/10.18848/1833-1882/CGP/v06i08/52137.

Guerra Manzo, E. (2010). Las teorías sociológicas de Pierre Bourdieu y Norbert Elias: los conceptos de campo social y habitus. Recuperado de https://www.redalyc.org/pdf/598/59820673003.pdf

Joignant, A. (2012). Habitus, campo y capital. Elementos para una teoría general del capital político. Recuperado de http://www.scielo.org.mx/pdf/rms/v74n4/v74n4a3.pdf

Joslin, T. (2018, 24 septiembre). Female sports journalists discuss sexism, male bias in media. Recuperado 5 de junio de 2020, de https://thedailytexan.com/2018/09/24/female-sports-journalists-discuss-sexism-male-bias-in-media

La sociología de Pierre Bourdieu . (2006). Recuperado de http://www.reis.cis.es/REIS/PDF/REIS_076_06.pdf

Miloch, K., Pedersen, P., Smucker, M., & Whisenant, W. (2005). The Current State of Women Print Journalists: An Analysis of the Status and Careers of Females in Newspapers Sports Departments. Public Organization Review, 5(3), 219-232. https://doi.org/10.1007/s11115-005-3499-y.

O´Neill, D., & Franks, S. (2016). A sporting chance for women? Gender imbalance on the sports desks of UK national newspapers . Recuperado 30 de mayo de 2020, de http://www.communication-research.org/media-report-to-women/

Periodismo Ibero. (2014, 9 diciembre). El papel de las mujeres en el periodismo deportivo en México. Recuperado 5 de junio de 2020, de https://periodismoibero.wordpress.com/2014/12/09/el-papel-de-las-mujeres-en-el-periodismo-deportivo-en-mexico/

Peschiera Chanamé, L. (2016). El ejercicio profesional de la mujer dentro del periodismo deportivo. Universidad de San Martín de Porres, 6-12. Recuperado de https://dialnet.uniroja.es

Scarione Avellaneda, V. (s. f.). Periodismo de taquito. La mujer en el periodismo deportivo. Recuperado 15 de junio de 2020, de https://economiafeminita.com/periodismo-de-taquito-la-mujer-en-el-periodismo-deportivo/

Schoch, L., & Ohl, F. (2011). Sociology of Sport Journalists (2.a ed., Vol. 28). https://doi.org/10.1123/ssj.28.2.189.