La Fórmula 1 regresa. Un acercamiento al impacto social esperado rumbo al Gran Premio de México 2015

ESTE ES UN TRABAJO DE PAULINA BITAR, NATALIA OCHOA Y ANA LAURA RUIZ PARA LA MATERIA “TALLER DE INVESTIGACIÓN APLICADA”, CURSADA EN EL PERIODO VERANO 2015 EN LA UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA, CIUDAD DE MÉXICO CON EL MTRO. EDUARDO PORTAS.

También puedes descargar el documento en PDF sobre la Fórmula 1 en México.  En este archivo se encuentran las imágenes a las que se refiere el texto que se presenta a continuación

Introducción

El primero de noviembre del presente año regresará a México, después de 23 años de ausencia, la Fórmula 1. El Gran Premio se llevará a cabo en el Autódromo Hermanos Rodríguez, en la Ciudad de México.

La expectativa que existe actualmente alrededor del evento de la Fórmula 1 es enorme y aumenta entre más se acerca la fecha. En primer lugar, porque la Fórmula 1 es la máxima categoría del mundo del automovilismo. En segundo porque implica una gran inversión. En tercero porque se espera que impulse el turismo y la economía del país, ya que serán tres días de carreras en las que se espera la asistencia de alrededor de 180 mil personas, según noticias de la BBC Mundo.

En palabras de Federico González Compeán, director de la Fórmula 1 en México, el evento será posible gracias al apoyo del Gobierno Federal y del Gobierno de la Ciudad de México, pues además de ayudar con los permisos, la seguridad y la logística del evento, invirtieron varios millones de dólares para hacer posible el regreso de la Fórmula 1.

La Fórmula 1 es sin duda un evento de importancia mundial y el hecho de que vendrá a México los siguientes años sin duda abre una ventana de oportunidad para que todo el mundo ponga los ojos en nuestro país.

Tanto el gobierno de la Ciudad de México, como CIE (Corporación Interamericana de Entretenimiento), la empresa encargada de organizar el evento, aseguran que el regreso de la Fórmula 1 traerá múltiples beneficios para los mexicanos.

¿Qué se ha dicho del tema? / Antecedentes

Para dar sustento a la presente investigación, nos dimos a la tarea de buscar notas periodísticas de eventos de la misma naturaleza que acontecieron en México en años pasados.

En el periódico Uno Más Uno encontramos tres notas relacionadas con la cuestión social que se vivió durante el Gran Premio de 1989. La primer nota habla de que la principal finalidad de tener a la Fórmula 1 en México es la generación de divisas y la proyección del país hacia el extranjero. Es interesante darse cuenta como los objetivos veintiséis años después siguen siendo los mismos.

La segunda nota es muy curiosa pues narra el contraste de lo que pasaba dentro y fuera del Autódromo Hermanos Rodríguez los días de las carreras de Fórmula 1. El autor de la nota dice que la emoción se vive tanto dentro como fuera pero que el contraste entre una experiencia y otra es severo: adentro todo es marcas, tecnología de punta y artículos carísimos, afuera las cornetas, chácharas y garnachas predominan.

La tercer nota habla del metro. Constata que ni siquiera el metro es el mismo cerca de la Magdalena Mixhuca los días que se lleva a cabo el Gran Premio. El autor de la nota asegura que la ruta nueve olía a Fórmula 1, pues estaba inundado de perfumes y lociones caras. Dice también que los rostros de la gente que iba en dicho transporte eran poco familiares para el rumbo. Por otro lado, narra que los propietarios de las casas aledañas rentaban lugares de estacionamiento en sus calles y garaje, porque a los asistentes les gusta tener la comodidad de llevar sus coches.

En el periódico La Jornada se encontraron las notas de los tres premios posteriores: 1990, 1991 y 1992. En los periódicos de1990 se encontró una nota que sugiere que los billetes dentro del Autódromo se mueven a la misma velocidad que los coches. Describe a la gente que acude a los Grandes Premios como gente bien, de clase bonita, de dinero y poder. Dice que la Fórmula 1 derrocha glamour y que es para snobs. Otra nota describe al evento como la fiesta de la élite, pues solamente el sector privilegiado puede pagar cientos de miles de pesos por irlo a ver.

Es importante mencionar que en 1990 la Fórmula 1 tuvo un 60% de ocupación, que hubo más elementos de vigilancia que aficionados y que la falta de asistencia se le atribuye en gran parte a los partidos del mundial que se llevaron a cabo al mismo tiempo. Por otra parte, varias notas de ese año sugieren que hubo mucha vigilancia durante el evento. De hecho, algunos periodistas la describieron como “sobrevigilancia” o incluso como “vigilancia que abruma, que intimida”.

En 1991 volvimos a encontrar las notas que afirman que la Fórmula 1 le da difusión a México, promueve el turismo y proyecta una gran imagen de nuestro país al exterior. Se encontraron otras notas que aseguraban que el público de la Fórmula 1 empezaba a aficionarse al automovilismo y ya no asistía solamente por presenciar un evento internacional o por cuestiones de pertenencia a una clase social específica.

Por su parte, en 1992 se encontraron notas que afirmaban que el Autódromo se había vuelto a transformar en un bazar gigantesco en el que miles de personas deambulaban de puesto en puesto comprando souvenirs y admirando a las edecanes.

Es importante mencionar que también se encontró una nota en la que había varias quejas contra el Comité Organizador del Gran Premio, pues no respetaron los lugares y los asistentes que habían comprado boletos carísimos con mucha anticipación estaban muy molestos pues no obtuvieron los lugares por los que habían pagado.

Objetivos

La presente investigación es de carácter exploratorio. Se pretende que a través de ella se den a conocer los datos más relevantes que giran en torno al regreso de la Fórmula 1 a México, se clarifiquen las ventajas y desventajas que éste tiene y se construyan diversas hipótesis. Del mismo modo, se espera que la investigación sirva para medir el impacto y arrojar luz a ideas, pensamientos, opiniones en torno al Gran Premio, para a su vez lograr un mayor entendimiento de lo que sucederá en el mes de noviembre cuando se lleve a cabo dicho evento. La idea no es recabar datos estadísticos, sino verdaderamente conocer el pensar y sentir de las personas y poder hacer nuevos descubrimientos que posteriormente podrán estudiarse a más profundidad. Por ello, se usarán métodos de investigación cualitativos y de observación principalmente.

¿Qué preguntas de investigación se plantearon?

Al concluir la presente investigación nos gustaría ser capaces de conocer la opinión pública en torno al regreso de la Fórmula 1 a México. Quisiéramos saber si las personas saben qué es la Fórmula 1 como evento, fenómeno deportivo mundial y como marca, si están emocionadas o no por el regreso de las carreras, si tienen recuerdos sobre los Grandes Premios anteriores, si perciben la Fórmula 1 como un evento importante, si la perciben como un evento sofisticado o si se encuentra a la par de otros deportes, si la siguen por televisión, si asistirán a los eventos que se lleven a cabo en torno a ella, si piensan que ser anfitriones de dicho evento nos beneficiará como país y en qué aspectos.

Dicho en otras palabras, la idea es recabar todas las opiniones posibles en torno a la Fórmula 1. A partir de los descubrimientos que se hagan, se podrán plantear preguntas más específicas y adquirir un conocimiento mucho más profundo de la percepción general de las personas en torno al Gran Premio.

¿Qué hicimos?

Para lograr los objetivos de investigación planteados en un primer momento, fue necesario ver carreras, leer noticias, investigar redes sociales, buscar videos, memes y en general, empaparnos de las novedades del evento. Acto seguido, salimos al campo a medir las impresiones de las personas a través de distintos métodos de observación y de recolección de datos cualitativos.

Del mismo modo, acudimos al recinto en el que se llevará a cabo el evento y platicamos con personas que laboran ahí. Posteriormente, tuvimos la oportunidad de asistir a una conferencia en la Universidad Iberoamericana con Federico González Compeán, director de la Fórmula 1 en México. Finalmente, acudimos al primer evento relacionado con el regreso del Gran Premio, que fue una demostración del equipo de Red Bull de algunos de los coches que correrán en noviembre.

¿Qué técnicas de investigación se usaron?

Las técnicas de investigación utilizadas fueron cualitativas, pues el objetivo era conseguir información y enterarnos de la percepción de las personas a profundidad.

En primera instancia, se utilizó la observación, pues es la técnica más sencilla y se puede utilizar todo el tiempo. Además, las expresiones de las personas cuando las abordábamos nos decían muchas cosas. La desventaja de ésta técnica es que no nos permitía profundizar mucho, pero al combinarla con otras como entrevista, asociación de imágenes y rellenado de globo de diálogo fue muy útil.

Como segundo recurso, utilizamos la técnica de rellenado de globo de diálogo. Por simple que parezca, ésta nos dio información sumamente relevante. Cosas que dábamos por hecho resultaron no ser tan lógicas, por lo que usar este recurso al principio de la investigación fue clave para saber qué caminos tomar y ubicarnos un poco más en la realidad.

Otra de las técnicas utilizadas fue la asociación de imágenes. Ésta fue útil pues aunque lo hizo de forma muy amplia, arrojó mucha información relevante debido a la forma en la que reaccionaron nuestros sujetos de estudio ante las actividades que les presentamos.

La entrevista fue una técnica que nos permitió platicar de forma más extensa con las personas. Gracias a las entrevistas, se pudo realmente conocer la actitud en torno a la Fórmula 1 y las percepciones que hay acerca del evento.

Otro método de investigación utilizado fue la aplicación de encuestas a los espectadores del evento de automóviles de Red Bull, dónde se les preguntó acerca de sus intereses personales y su relación con el automovilismo profesional, así como su opinión acerca de este tipo de carreras automovilísticas.

Por último, se utilizó un poco de investigación documental para analizar los antecedentes de la presente investigación.

¿Dónde?

La observación fue utilizada constantemente a lo largo de todo el proceso de familiarización con el tema y el levantamiento de información.

Por su parte, los ejercicios de rellenado de globo de diálogo, así como los de asociación de imágenes fueron utilizados fuera del Centro Comercial Garden Santa Fe, en una zona muy concurrida por oficinistas y estudiantes universitarios entre semana.

Las entrevistas fueron realizadas tanto dentro y en los alrededores de Ciudad Deportiva (en la colonia Magdalena Mixhuca) y las encuestas de opinión fueron recolectadas en el Zócalo de la Ciudad de México, en el primer evento relacionado con el regreso del Gran Premio a México.

Por último, la investigación documental fue efectuada en la hemeroteca de la Universidad Iberoamericana.

¿Cuándo?

La observación fue constante y se hizo en todos los lugares en los que se levantó información. Los ejercicios de rellenado de globo de diálogo, junto con los de asociación de imágenes se hicieron el lunes 15 de junio de 2015 alrededor de las cuatro de la tarde.

Por otro lado, las entrevistas en la Magdalena Mixhuca se hicieron entre el sábado y el domingo 20 y 21 de junio alrededor de las once de la mañana. Por su parte, las entrevistas del Zócalo se realizaron la mañana del 27 de junio. La conferencia con el director de la Fórmula 1 en México fue el 25 de junio. Por último, la investigación documental se hizo el 6 de julio.

¿Cómo lo hicimos?

La observación se hizo constantemente de manera simple. Estuvimos al pendiente de cualquier distintivo que representase a la Fórmula 1 así como las reacciones que veíamos a nuestro alrededor cuando visitamos la colonia Magdalena Mixhuca y el Zócalo (en el evento de Red Bull), pero también cuando abordamos personas cerca del Centro Comercial Garden Santa Fe.

Para el llenado del globo de diálogo, se elaboró una cartulina en la que un perro tenía un globo de diálogo en blanco. Nos acercamos a las personas y les pedimos que por favor nos escribieran en una palabra u oración corta qué era la Fórmula 1.

En el caso de la asociación de imágenes, se les pidió a los participantes acomodar el nombre de cinco marcas de lujo en una cartulina que estaba dividida a la mitad y que en un lado tenía un coche de Fórmula 1 mientras que en el otro tenía la imagen de un futbolista. Las marcas eran Rolex, Dior, Hermes, Air France y Fly Emirates.

En el caso de las entrevistas, por ser un poco más largas, primero se exponía lo que estábamos haciendo ante la otra persona, se hacía una breve presentación informal y posteriormente se procedía a hacerle algunas preguntas y procurar que la persona se sintiera libre de hablar de lo que quisiera, mientras fuera referente a la Fórmula 1.

Así mismo, escuchar la conferencia del Director de la Fórmula 1 en México y tener la oportunidad de hacerle algunas preguntas y escuchar las respuestas que formuló tanto para nosotros como para otros asistentes, enriqueció mucho nuestra percepción.

A tan solo cinco meses del esperado regreso de la Fórmula 1 a México, la escudería Red Bull hizo una demostración de sus vehículos en la plancha del Zócalo. Fue un evento gratuito al que asistieron más de 60 mil fanáticos de los autos, según Miguel Ángel Mancera, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal. El evento fue otro momento importante en la recolección de información ya que se hicieron encuestas a 10 espectadores del evento con 23 preguntas cada una, referentes a datos personales tales como sexo, edad y ocupación, así como también preguntas en referencia a su acercamiento e interés personal hacia la Fórmula 1.

La investigación documental se hizo buscando en los periódicos de mayor circulación, artículos sobre cuestiones sociales y de opinión pública que giraran en torno a los eventos de Fórmula 1 que se llevaron a cabo anteriormente en nuestro país.

¿A quién? (Hombres/Mujeres/Edad)

Todos los métodos fueron aplicados a personas escogidas completamente al azar con la excepción del Director de la Fórmula 1 en México, Federico González Compeán. Se trató de mantener un margen de 50/50 entre hombres y mujeres para ser lo más imparciales posible aunque en ocasiones este porcentaje varió un poco. La mayoría de nuestros encuestados y entrevistados tenían una edad alrededor de los treinta años. En el caso de nuestras encuestas, la edad promedio de los encuestados fue de 33.

Resultados / ¿Qué encontramos?

Gracias a la observación realizada, se encontró gente que se encuentra muy emocionada por el regreso de la Fórmula 1, pero también existen los que se muestran visiblemente incómodos cuando se les habla del Gran Premio, pues no saben ni siquiera qué es o lo consideran como un evento totalmente ajeno a su comunidad.

Con la técnica de rellenado del globo tuvimos un golpe de realidad: hay gente que no sabe qué es la Fórmula 1 incluso cuando es un evento reconocido mundialmente, transmitido y comentado ampliamente en México. Por otro lado, encontramos que la mayor parte de las personas la relaciona con conceptos como coches, carreras, velocidad y adrenalina. Hay quienes la relacionan directamente con dinero y con gastos, lo cual es también relevante, sabiendo que los precios para asistir al evento son bastante elevados. Por otra parte, encontramos algunas personas que relacionaron a la Fórmula 1 con conceptos como hobbie y pasión, mientras que otros lo hicieron con tecnología, innovación e ingeniería. Hubo uno que la relacionó con Moët, la reconocida marca de champaña que arrojan los ganadores a la hora de recibir sus trofeos y un par más que manifestaron que no les gusta la Fórmula 1 y que les parece aburrida.

Se encontró también, al usar la asociación de imágenes, que la mayoría de las personas estudiadas no saben relacionar las marcas de lujo con la Fórmula 1. La mayoría distribuyó las marcas de igual forma y a veces colocando más en el lado del futbolista que en el del coche, cuando todas debieron haber sido colocadas del lado del automóvil. De treinta personas a las que les pedimos que realizaran la actividad, solamente una puso todas las imágenes con los nombres de las marcas del lado correcto (el del auto).

Gracias a las entrevistas realizadas a las personas en la colonia Magdalena Mixhuca, se encontró que quienes trabajan ahí, tienen buenos recuerdos de la Fórmula 1. A pesar de ser aficionados o tenerle cariño, no les cae en gracia el hecho de que no podrán trabajar durante esos días debido a que las concesiones para vender alimentos y bebidas las tienen corporaciones enormes. A pesar de estar conscientes de que el evento va a beneficiar al país porque van a venir muchos extranjeros, ellos tienen que cerrar sus negocios durante varios días, por lo que en lo personal no los beneficia en lo más mínimo.

Por otra parte, percibimos cierta nostalgia en torno al evento. Uno de nuestros entrevistados (el más grande de todos) platicó que recuerda la época en la que los eventos en el Autódromo Hermanos Rodríguez eran una fiesta de pueblo. Las entradas generales eran más accesibles y había un ambiente más familiar. Nos dijo que desde hace unos años es un evento elitista al que la gente común y corriente no puede tener acceso.

Por otro lado, notamos una preocupación casi general en cuanto a la cantidad de árboles viejos que se están tirando para la construcción de las gradas y los servicios necesarios para que el evento se lleve a cabo. Los comerciantes expresaron que es una lástima que se tiren árboles y se destruya el hogar de los animales que habitan Ciudad Deportiva, porque parte de lo que la hace única es su flora y fauna.

Por último, es importante recalcar que nuestros entrevistados se mostraron seguros al afirmar que Ciudad Deportiva y sus alrededores es una zona segura. Expresaron que a pesar de que en los primeros eventos de este tipo no había tanta seguridad porque no era necesaria, esta vez si la habrá. Confían en que los famosos “lobos”, los empleados de seguridad de OCESA, harán un buen trabajo en conjunto con las autoridades de la Ciudad de México.

Las encuestas, por su parte, también arrojaron datos importantes, se descubrió que para la mayoría de la gente es desconocido quién es el dueño del evento o a quién pertenecen los derechos. Se encontró que la gran mayoría de los defeños sienten mucho orgullo porque el evento regrese al Autódromo Hermanos Rodríguez en su ciudad. En general, se percibe un clima de opinión positivo en torno al evento mencionado previamente y una gran aceptación y expectación hacia la Fórmula 1, en gran parte gracias a la representación mexicana de Sergio Pérez.

Las respuestas demostraron que aunque el costo de los boletos puede ser muy elevado para una gran parte de la población, casi la mitad de los encuestados estarían dispuestos a vender o empeñar algún artículo de su pertenencia o gastar parte de sus ahorros personales para adquirir un boleto para asistir a la Fórmula 1.

Según los resultados de las encuestas recolectadas, existe un optimismo por el desarrollo del evento en México y una expectativa optimista de que la Ciudad de México puede llevar a cabo la Fórmula 1 sin complicaciones y que esto nos dará una proyección positiva como país a nivel mundial, lo que a su vez aumentará los niveles de turismo internacional y la percepción de México en el mundo.

Por otro lado, la conferencia con Federico González Compeán, director de la Fórmula 1 en México fue bastante ilustrativa. Él y todas las personas que están trabajando alrededor del evento se encuentran conscientes de que será masivo y de que hay mucha planeación detrás de la diversión. González aseguró que su objetivo es hacer que los asistentes al evento pasen un buen rato. Para ello, la Compañía Internacional de Entretenimiento (CIE) está trabajando de la mano con el Gobierno de la Ciudad de México. Entre las cuestiones más importantes en la agenda de CIE, se encuentra la logística de llegada y salida de los 100 mil asistentes. Su propuesta hasta el momento, es promover el uso del transporte público para agilizar y facilitar el acceso al evento.

Al ser interrogado sobre los maestros, las marchas y los problemas sociales que podrían salir a flote los días del evento, González se mostró tranquilo pues opina que no solamente es un problema suyo, sino que el Gobierno Federal, el de la Ciudad de México y muchas otras instituciones comparten la responsabilidad. Dijo que será un puente que cruzará cuando tenga que hacerlo, pues por el momento su trabajo es ocuparse de los factores que si se encuentran en sus manos.

Por otro lado, González está convencido de que la Fórmula 1 será un evento que beneficiará a México. En primer lugar, habla de la derrama económica que va a ocasionar. Asegura que cada equipo viaja con alrededor de cien personas, así que solamente contando a los equipos, son unas tres mil o cuatro mil personas las que estarán en nuestro país varios días, gastando no solamente en hospedaje, alimentos y transporte, sino en muchos otros sectores. González expresó que la derrama económica que dejará el evento será por mucho mayor a la inversión del Gobierno de la Ciudad de México.

Del mismo modo, González comentó que la derrama económica no será el único beneficio que traerá el evento. Aseguró que la Fórmula 1 en nuestro país enaltecerá y refrescará la imagen de México en el extranjero. También expresó que en su opinión los reportajes y nota que periodistas de todo el mundo hagan acerca de nuestro país y que se publiquen en medio internacionales, simplemente no tienen precio.

Al ser cuestionado sobre la cantidad de árboles que se han tirado y externándole la preocupación constante de la que fuimos conscientes después de platicar con los comerciantes de la Magdalena Mixhuca, González contestó que si han tirado árboles, pero que tienen permiso para hacerlo. Expresó que tirar árboles no está mal siempre y cuando se actúe dentro de la ley y se planten nuevos. Aseguró que CIE es una compañía que siempre se apega a la ley y recalcó el hecho de que muchos de los árboles que se han derribado estaban enfermos.

Cuando se le habló de los vendedores, expresó que los vendedores ambulantes no pagan derechos, pero dijo que ellos no eran responsabilidad de CIE y que el Gobierno de la Ciudad de México sería el encargado de tratar con ellos. Lo único que dijo que sabe a ciencia cierta es que quienes venden dentro de Ciudad Deportiva, no podrán hacerlo esos días, pues OCESA es quien tiene la concesión de alimentos y bebidas durante el evento.

Por último, González compartió que quien se está encargando de arreglar los alrededores de la Magdalena Mixhuca es el Gobierno de la Ciudad de México. Dijo no saber el monto de la inversión, pero aseguró que se harán trabajos de pintura, construcción de camellones y que se plantarán árboles alrededor para hacer la zona visualmente atractiva.

Conclusión

Los temas que giran alrededor del Gran Premio en México son los mismos que estaban en las noticias hace veintitrés años y también hace veintiséis. La finalidad de traer el Gran Premio a México sigue siendo la misma, darle a México presencia internacional, renovar su imagen y traer capital al país.

Por otra parte, lo que plantea el actual Director de la Fórmula en México acerca de usar el transporte público para llegar a la Magdalena Mixhuca el día del evento no es nada nuevo, pues desde hace veintiséis años era la manera más práctica de hacerlo.

Que el Gran Premio es para las élites al parecer no es novedad. Probablemente hace muchos años no era así. Después de todo, uno de nuestros comerciantes entrevistados en Ciudad Deportiva afirmó que en algún momento fue un evento para todo el pueblo. Lo que si es seguro es que por lo menos desde 1989 era un evento reservado para un sector específico de la población y que por mucho que cause nostalgia seguirá siendo así, pues es un evento al que se le invierte mucho dinero y para poder recuperar la inversión las entradas deben ser caras.

La vigilancia al parecer también es un tema recurrente cuando se habla de eventos de la magnitud de la Fórmula 1 y cuando éstos van enfocados a un sector de clase alta. Las personas entrevistadas piensan que habrá mucha seguridad y con razón, pues desde 1990 el evento se ha caracterizado por instalar muchos elementos de vigilancia.

En resumen, los problemas, preocupaciones y críticas alrededor del Gran Premio son las mismas que en sus tres ediciones pasadas. La Fórmula 1 no es nada nuevo en México y aunque dejó de venir hace veintitrés años, los que la recuerdan podrán darse cuenta que es casi como si nunca se hubiera ido.

Diario de Campo

El día 27 de junio de 2015 nos reunimos a las 8:00 de la mañana en el Zócalo de la Ciudad de México para comenzar a recolectar información y observar el ambiente que se vivía previo al evento mismo. Nos dimos a la tarea de recorrer toda la plancha del Zócalo y sus alrededores para recabar la mayor información posible e ir observando el arribo de la gente a la zona.

Desde muy temprano la gente había comenzado a llegar para conseguir un buen lugar en las gradas o al frente de las vallas que rodeaban las calles del centro, que en ese momento se encontraban cerradas para fungir como un circuito de carreras. Poco parecía importarle a la gente el frío o la poca comodidad que las condiciones brindaban, con tal de mantener su lugar, mucha gente permaneció ahí por cinco horas.

Otras personas caminaban por los alrededores parándose a disfrutar de las diferentes atracciones que varios patrocinadores habían montado, tales como una pista de go-karts para niños, un simulador  virtual de carreras, un DJ, un stand donde se regalaba Red Bull, etc. Se vivía un ambiente festivo con gran expectación de parte de todos los asistentes a este evento.

El contraste entre la pista provisional y el fondo (la Catedral, Palacio Nacional y las ruinas del Templo Mayor) hacían una combinación muy curiosa. Coches rapidísimos y muy modernos iban a ser exhibidos ante un escenario histórico y emblemático de la Ciudad de México.

Las personas se notaban emocionadas. A leguas se notaba que tener la oportunidad ver coches y pilotos de fama mundial tan cerca les causaba excitación. A final de cuentas y según lo que tuvimos oportunidad de platicar con un par de personas, el evento en el Zócalo fue una manera de disfrutar un evento que está en boca de todos pero que en realidad muy pocas personas podrán ir a ver debido a los elevados precios de los boletos.

La experiencia de estar en la Plaza de la Constitución un sábado en la mañana, en la que no había ambulantes pero si muchísimas personas y algunos stands con animadores que pretendían armar ambiente, fue única.

Llegar fue difícil. En primer lugar, las estación de metro Zócalo permaneció cerrada todo el día, en segundo, muchas de las calles cercanas al Zócalo también se encontraban bloqueadas. La única forma de llegar al Zócalo era caminando. Había muchísimos elementos de seguridad, de hecho según la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, había más de tres mil elementos desplazados por la plancha del Zócalo. También había varios filtros de seguridad por los que todo asistente tenía que pasar antes de llegar al evento. Nos llamó la atención que no se podía pasar con alimentos ni bebidas, pero una vez dentro del área designada para el evento, había tiendas como OXXO, Extra y McDonald’s en los que se podían adquirir.

A pesar de que había mucha gente, el ambiente se sentía bastante familiar, tal vez porque era sábado o probablemente porque la gente seguía muy dormida o muerta de frío. Por otra parte, la música estaba muy fuerte, prácticamente no podías escuchar a nadie, por lo que platicar cómodamente era difícil.

Nos llamó la atención que había varios asistentes vestidos de los mismos colores que los equipos de Red Bull, Ferrari y Force India, que son los más conocidos aquí en México: Red Bull porque era el patrocinador del evento, Ferrari porque además de estar muy bien posicionado tiene al mexicano Esteban Gutiérrez corriendo en su equipo y Force India porque tiene a Sergio Pérez, un corredor mexicano muy querido por los aficionados.

Fue curioso darnos cuenta que no solamente en la plancha del Zócalo había mucha gente, sino que también las terrazas de los hoteles que se encuentran alrededor del Zócalo estaban bastante concurridas.

Aunque en general, creemos que la organización y la logística estuvieron bien, hubo detalles que fallaron. El Zócalo estaba dividido entre la plancha y los alrededores de la plaza y nos pareció increíble que en la plancha no había sanitarios. Por todo lo demás, nos pareció un evento bien organizado que los espectadores disfrutaron mucho.

Durante el evento, efectuamos pequeñas encuestas a diez espectadores. Entre los resultados que nos parecieron relevantes, se encuentran los siguientes:

  • Solamente 5 han asistido a otras carreras de coches

  • A la mayoría (7 de 10) les encantaría asistir a una

  • Existe interés en seguir competencias internacionales de automovilismo (de 10 encuestados, 3 dijeron tener mucho interés, 3 bastante y 4 regular)

  • La opinión en torno a qué tan preparada está la Ciudad de México para recibir un evento internacional de la magnitud de la Fórmula 1, está bastante dividida (de 10 encuestados, 1 contestó que se encuentra preparadísima, 2 muy preparada, 2 más o menos, 1 muy poco y 1 nada preparada)

  • Los mexicanos se encuentran orgullosos de que nuestro país sea sede de la F1 (de 10 encuestados, 4 dijeron estar sumamente orgullosos y 6 expresaron estar muy orgullosos)

Anexos

Técnica de llenado de globo de diálogo (Circuito González Camarena, Santa Fe)

Técnica de asociación de imágenes (Circuito González Camarena, Santa Fe)

Conferencia con el director de la Fórmula 1 en México (Universidad Iberoamericana)

F1 Showrun (Zócalo de la Ciudad de México)

Resultados de las encuestas hechas en el showrun

Investigación Documental

1989:

1990:

1991:

1992:

Comenta!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s